MIREIA BELMONTE
Es la gran referente de la natación española. Campeona olímpica, mundial y europea que ya suma más de 40 medallas en grandes competiciones internacionales. Compite en las categorías de estilos, mariposa y libre. EFE

Mireia Belmonte ha dado un paso adelante en el Meeting Internacional de Marsella, última competición internacional antes del Open de Primavera que repartirá en Sabadell las plazas para el Mundial de Gwangju.

La campeona olímpica y mundial arrastraba diversos problemas físicos desde el verano pasado, cuando compitió en los Juegos Mediterráneos aquejada de unos vértigos que le obligaron a renunciar a los Europeos de Glasgow.

A finales de 2018, una lesión en el tobillo izquierdo le apartó del Campeonato de España de invierno y del Campeonato del Mundo de piscina corta de Hangzhou, donde estaba previsto que disputara los 400 y 800 metros libre, los 200 mariposa y los 200 y 400 estilos.

Está de vuelta

Mireia completó una brillante competición en Marsella, al firmar el triunfo en los 800 libre con la mejor marca mundial del año, un registro que cobra más valor porque la de Badalona había competido en el 1.500 por la mañana. Además, nadó por debajo de las mínimas exigidas por la Dirección Técnica de Natación en los Criterios de Selección en ambas distancias.

La española completó el prometedor fin de semana con la plata de los 400 estilos y los 400 libre y el bronce en los 200 estilos.

Otros españoles dejaron huella en la cita marsellesa, pues Raúl Santiago se colgó la plata en 1.500 libre y el bronce en los 400 libre, mientras que Jimena Pérez conquistó dos bronces (800 libre y 400 estilos) y Pol Gil subió al podio de los 1.500 libre.