Leo Messi sorprendió este viernes a sus compañeros y al equipo técnico del FC Barcelona en el entrenamiento del club azulgrana: tras dos años, el astro argentino ha cambiado de 'look': se ha afeitado su pelirroja y frondosa barba.

Además de las bromas de sus compañeros, algunos aficionados han señalado en redes sociales que la decisión del rosarino de afeitarse puede deberse a una mala racha que ha vivido desde que en verano de 2012 dejara crecer su vello facial.

Y es que desde que Messi se dejó barba, el argentino no ha podido alzar la Champions League ni ha vuelto a ganar el Balón de Oro. Es más, el Real Madrid y Cristiano Ronaldo han ganado siempre ambos galardones con un Messi barbudo. Habrá que ver si esta versión del '10' culé con el rostro rasurado vuelve por sus fueros o ha sido un afeitado provisional.