Mari Paz Vilas y Sonia Bermúdez
Mari Paz Vilas y Sonia Bermúdez, con las camisetas del Espanyol y del Barça. ESPORTFEMENI.COM

El universo futbolístico no deja de frotarse los ojos cada fin de semana con los goles de los mejores jugadores del mundo: el barcelonista Messi y el madridista Cristiano Ronaldo. El argentino ha marcado en la Liga 30 goles en 25 partidos (una media de 1,2 por encuentro); el portugués ha conseguido 32 en 26 (1,23). Sus números superan con creces a los de delanteros de primer nivel como Van Persie (25 goles), del Arsenal; Roo-ney (20), del United; o Ibrahimovic (19), del Milan.

Sin embargo, en la Primera División femenina de nuestro país hay dos jugadoras con mejores promedios goleadores: la delantera del Espanyol Mari Paz Vilas Dono y la atacante del Barcelona Sonia Bermúdez. Mari Paz, que se encuentra lesionada, ha logrado 29 goles en 23 partidos (una media de 1,26 por choque); mientras que Sonia ha acumulado 30 en 24 (1,25). Entre ambas han sumado 59 goles, más que 18 equipos de la Primera masculina.

"Ellos son galácticos"

"Este año ha sido el de mi explosión en cuanto a números. Me he sentido bien y creo que ha llegado mi momento", cuenta Mari Paz, gallega, de 24 años, quien se toma con humor la comparación con los mejores del mundo: "Son dos mundos diferentes. Ellos son galácticos y yo no soy la mejor del mundo".

Iniesta es Dios. Es mi ejemplo

Para Sonia, madrileña, de 27 años, es un "halago" que la comparen con Messi y Ronaldo y da pistas del porqué de su buena racha: "Mi nueva posición en el campo ha sido determinante. Antes jugaba de mediapunta y ahora un poco más arriba, de nueve. Por supuesto que sin la ayuda de mis compañeras no lo hubiese conseguido". Las dos empezaron a jugar al fútbol a los ocho años con chicos. "A mi madre no le hacía gracia que jugase con chicos, pero un día fui a escondidas a probar con el equipo de mi hermano mellizo y el entrenador me cogió", recuerda la gallega, quien asegura: "Siempre preferí un balón a una muñeca". Desde entonces, la carrera de Marigol, como la apodan, ha sido imparable, militando en el pasado en el Levante y en el Barcelona. Las maletas de Sonia también han viajado.

Opositora y universitaria

La madrileña ha jugado, entre otros, en el Sabadell y el Rayo. Pero sabe que el fútbol, ahora su medio de vida, no durará eternamente. "Me estoy preparando las oposiciones para profesora de autoescuela y también me gustaría sacarme el carné de entrenadora", comenta. "Yo estoy estudiando Fisioterapia", dice Mari Paz. Además del amor por el fútbol, también comparten ídolo: "Iniesta es Dios. Es mi ejemplo", señala la delantera del Espanyol. "También me gusta Messi", matiza la azulgrana, asidua al Camp Nou.

La deuda de Valerón

El mediapunta del Deportivo Juan Carlos Valerón tiene una deuda con Mari Paz Vilas desde hace unos años. "En un programa de radio hicimos una apuesta. Entonces yo jugaba en el Atlético Arousana y me dijo que me regalaría una camiseta si marcaba más de 50 goles esa temporada. Y marqué 55", relata la delantera gallega, que sigue esperando la camiseta del genial jugador canario. "Seguro que hubo algún error", sostiene. Y bromea: "A lo mejor lee ahora el reportaje y me manda la camiseta".