Las últimas jornadas del Mundial de Moto GP han estado envueltas en polémica debido a la lucha por el título entre Jorge Lorenzo y Valentino Rossi. La última carrera de esta temporada tuvo lugar este domingo en Valencia y el podio fue completamente español.

Lorenzo se proclamó vencedor del título mundial y la actuación de las Hondas —Marc Márquez terminó segundo y Dani Pedrosa tercero— no agradó a los aficionados que apoyaban en Cheste a su colega italiano.

La entrega de premios en el podio estuvo salpicada por un fuerte abucheo a los tres pilotos españoles que  recibían sus trofeos como ganadores de la jornada. Valentino, por su parte, fue aplaudido cuando se retiró a su box por sus seguidores que lo acompañaron en el día en el que pudo haber conseguido su décimo título mundial.