Marc Márquez
Marc Márquez, durante el GP de la República Checa. EFE

Marc Márquez ha puesto una pica más en los libros de historia del motociclismo. El piloto español saldrá desde la pole del GP de la República Checa, tras conseguir 'in extremis' el mejor tiempo tras esperar a que la pista mejorase lo justo para salir a pista.

Y es que el circuito de Brno supuso todo un reto para los pilotos. La lluvia hizo que sacar los neumáticos lisos fuese una moneda al aire, muy arriesgada, lo que propició que quien lograra una vuelta limpia y sin incidentes fuese prácticamente imposible de mejorar, como bien comrpobó un Jack Miller que se quedó con la miel en los labios.

Márquez venía de ser el más rápido en la Fp3 y la FP4, por lo que pocos dudaban de que el de Cervera no consiguiese el mejor crono, pero la idea de salir con neumáticos lisos propició que lograse dos segundos y medio de ventaja.

Con esta pole, el campeón español llega a las 58, lo que le permite igualar a Mick Doohan como el piloto con más de la historia de la máxima categoría del mundial de motociclismo, sea en la antigua 500cc o en la actual MotoGP.