Maratón de Sevilla 2015
Corredores de la XXI edición del maraton de Sevilla a su paso por la plaza de Toros de La Maestranza de Sevilla, una carrera que este año bate record de participantes con 11.500 inscritos JOSÉ MANUEL VIDAL / EFE

El keniano Lawrence Cherono se proclamó este domingo vencedor de la XXXI edición del Maratón Ciudad de Sevilla al sorprender al gran favorito, su compatriota Jafred Kipchumba, e imponerse en la meta del estadio de La Cartuja tras una carrera decepcionante, pues los tiempos estuvieron lejos de lo esperado.

La prueba se lanzó a un ritmo demasiado alto desde el principio, lo que provocó el 'pinchazo' de muchos participantes

Las condiciones aparentemente ideales que había en Sevilla propiciaron que la prueba se lanzase a un ritmo demasiado alto desde el principio, lo que provocó el 'pinchazo' de muchos participantes, que también acusaron la fuerte humedad reinante en un maratón que batió de nuevo su récord de participación, con 11.500 corredores.

Cherono aprovechó el trabajo de las liebres hasta el medio maratón e imprimió una fuerte aceleración alrededor del kilómetro 25, cuando sus principales adversarios ya no estaban en condiciones de subir el ritmo.

Sólo el favorito, el también keniano Jafred Kipchumba, viajaba en los parciales del vencedor, pero la persecución se convirtió en una acción de uno contra uno que Cherono dio la impresión de controlar en todo momento e incluso se permitió el lujo de acelerar hasta rozar los tres minutos por kilómetros en el tramo final.

Cherono llegó el primero con un tiempo de 2 horas, 9 minutos y 40 segundos, 46 segundos antes que Kipchumba, que acabó segundo, mientras que el tercero fue otro keniano, Bernard Kipkorir, con 2.11:33, por delante del etíope Wenegem Sigat, cuarto con 2.15:26, y del también keniano Patrick Korir, quinto con 2.16:06.

Los corredores africanos llegaron a la meta muy distanciados entre sí, y el primer europeo fue el español José Carlos Hernández, que finalizó en una honorable sexta plaza pero con un tiempo de 2.16:52, muy lejos del objetivo que se había propuesto: bajar de 2.13 y obtener la mínima para el Mundial de Pekín.

En categoría femenina, las africanas fueron sorprendidas por la portuguesa Filomena Costa, que se filtró sobre el kilómetro 30 en un grupo de hombres de buen nivel y resistió sin problemas al intento de remontada de la etíope Abebech Bekele, segunda clasificada con 2.33:48, y de la keniana Mercy Jelimo, tercera con 2.34:52.

El crono de la fondista lusa (2.28:00) queda muy lejos de los tiempos acreditados por otras muchas participantes, lo que demuestra que también la carrera de las mujeres discurrió a un menor ritmo del esperado.