Nicolás Maduro
El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, durante la entrega del Premio Nacional de Periodismo, en Caracas. PRENSA MIRAFLORES / EFE

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, pidió que cese el racismo contra los africanos en Europa en el momento en que felicitó a la selección francesa de fútbol por su título en el Mundial de Rusia 2018 y remarcó que este equipo contaba con varios jugadores con sangre de ese continente.

"Ganó el equipo de Francia, aunque parecía el equipo de África. Ganó África realmente, los inmigrantes africanos que han llegado a Francia", dijo Maduro durante un acto de gobierno en Caracas, transmitido por la televisión estatal VTV.

"Ojalá Europa reciba ese mensaje (...), basta de racismo en Europa contra los pueblos africanos, basta de discriminación contra los inmigrantes", añadió.
Francia alzó el domingo por segunda vez en su historia la Copa del Mundo al derrotar por 4-2 a la selección de Croacia en el estadio Luzhniki de Moscú, ante más de 78.000 espectadores.

Paul Pogba y Kylian Mbappé, nacidos en Francia pero de ascendencia guineana y camerunesa, respectivamente, anotaron sendos goles para ayudar al triunfo del combinado dirigido por Didier Deschamps.

Mbappé, de 19 años, también fue galardonado con el premio al jugador joven más destacado del torneo.

"Cuánto han despreciado a África, la han saqueado, y en el mundial de fútbol Francia obtiene el campeonato gracias a los jugadores africanos o hijos de africanos", insistió el presidente venezolano.

Maduro también señaló que la cita rusa puede considerarse como la "mejor" en la historia de los mundiales, y felicitó por ello al presidente de ese país, Vladimir Putin.