Jorge Lorenzo
El piloto español del equipo Yamaha, Jorge Lorenzo. EFE

El piloto de Yamaha Jorge Lorenzo, que se fue por los suelos al ser embestido por Andrea Iannone en el GP de Cataluña, ha asegurado este jueves que el italiano "habrá aprendido la lección" tras las sanción impuesta, que le obligará a salir último este fin de semana en Holanda.

"Saliendo último será suficiente como para que se dé cuenta de que en esas circunstancias y cuando vas detrás de otro piloto hay que ser más consciente y frenar un poco antes, para evitar las colisiones", subrayó Lorenzo.

Sobre la carrera holandesa, el vigente campeón de MotoGP comentó que "este circuito se le da bien a Yamaha y eso es positivo, pero hay algún punto en el que tengo que mejorar como piloto".

En cuanto a la reunión de la Comisión de Seguridad del viernes, Lorenzo afirmó que "vamos a tener una discusión importante y a decidir con respecto a Montmeló, sobre si dejar el circuito como antes o con la última modificación del Gran Premio, es una reunión muy importante a la que debo ir".

En esa reunión se tratará la modificación del trazado catalán tras el accidente mortal sufrido por Luis Salom. "Espero que se pueda lograr una solución que deje el circuito como estaba, porque es más bonito y más del tipo para motos ya que la modificación que se hizo es para un circuito más propio de la Formula 1, parecido al de Austin", dijo Lorenzo.

El mallorquín también consideró que es mejor tener escapatorias con grava en lugar de hierba artificial o asfalto. "Yo creo que la grava tiene que existir, a lo mejor no desde la misma salida de la curva, pero sí desde mitad de la escapatoria en adelante, porque siempre te va a frenar y con la falta de metros que hay con respecto al muro, sería mejor ponerla", explicó.

"Sinceramente pienso que lo que sucedió fue una desgracia y con grava desde el principio no hubiese pasado", afirmó en relación al accidente mortal de Salom.