Estadio Martínez Valero
Operarios del Elche tapan la publicidad de la campaña de abonos para la siguiente temporada en el estadio Martínez Valero tras el descenso administrativo del club ilicitano a Segunda. MANUEL LORENZO / EFE

El plan de saneamiento y el calendario de pagos propuesto por el empresario Juan Anguix­, presidente de la entidad ilicitana desde la dimisión de José Sepulcre el pasado 27 de abril, no ha sido suficiente y este viernes se concretó oficialmente el anuncio: el Elche Club de Fútbol, descendido a Segunda División. Un descenso administrativo.

La LFP, además, le impone al club ilicitano una multa por un importe de 180.303,63 eurosEl Juez de Disciplina Social de la Liga de Fútbol Profesional (LFP) ha decidido descender de categoría al club alicantino por el "mantenimiento de deudas por parte de dicha entidad con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT)", según ha informado la Liga este viernes en un comunicado. El optimismo de la nueva directa del club, alimentado tras los últimos encuentros con la Agencia Tributaria, no se tradujo en una resolución favorable.

Esta decisión plantea la permanencia de la Sociedad Deportiva Eibar en Primera División. El club guipuzcoano, que había perdido la categoría, no había descartado su continuidad en Primera División por motivos administrativos. "La Liga no ha terminado en los despachos", que proclamaban desde su directiva.

Una multa económica

La LFP confirmó la resolución del expediente incoado contra el club alicantino "al existir reincidencia en su proceder, puesto que ya había sido sancionado la pasada temporada y la presente como consecuencia de la comisión de diferentes infracciones muy graves, según la Ley del Deporte y los Estatutos Sociales de la Liga".

La resolución del juez de Disciplina Social de la LFP también impone al Elche, además del descenso a Segunda, una multa, como sanción accesoria, por importe de 180.303,63 euros. "A día de hoy, el Elche CF continúa manteniendo deuda líquida, vencida y exigible con la Agencia Estatal de la Administración Tributaria (AEAT), que no está ni abonada, ni aplazada, ni garantizada, tal y como ha puesto de manifiesto igualmente la propia Administración Tributaria", señaló la LFP.

Aguix, por su lado, había adelantado que no se llegaría a esta situación porque la normativa apoyaba al Elche: "El Elche es y será un club de Primera División, porque tenemos la certeza absoluta de que la ley nos ampara en nuestro derecho a continuar en la división que nos hemos ganado en el campo"

Ni pagarés ni avales

Esta semana el presidente del Elche, Juan Anguix, aseguró que el club había garantizado a Hacienda el cien por cien del pago de la deuda que tiene contraída con la institución. "Hacienda tiene un pagaré conformado por una entidad financiera a 28 de julio. Y el resto de la deuda está avalado", explicó Anguix, y según el documento el importe de ese pagaré conformado presentado por el Elche es de 3.547.105 euros.

La deuda del Elche no está ni abonada, ni aplazada, ni garantizada

Anguix asumió la presidencia del Elche el pasado 28 de abril en sustitución de José Sepulcre y desde el 6 de mayo el nuevo consejo de administración del club dispuso de poderes para negociar en nombre de la entidad, que aprobó una ampliación de capital de 14 millones de euros.

El Elche aseguró la permanencia en Primera División antes del final del campeonato, al terminar en decimotercera posición, con 41 puntos, por delante de Levante, Getafe, Granada y Deportivo.  Por resultados perdieron la categoría Córdoba, Almería y Eibar, club que, a expensas de que lo confirme la LFP, puede ocupar la plaza que dejan vacantes los alicantinos.

Concentración ante el Ayuntamiento

La Plataforma Salvemos al Elche, colectivo que aglutina a aficionados y peñistas del club ilicitano, ha convocado para la tarde de este viernes, a las 20:00 horas, en la Plaza de Baix de la ciudad, una concentración como medida de protesta por el descenso administrativo de la entidad.

Salvemos al Elche ya animó a los aficionados del equipo ilicitano el pasado martes en el mismo lugar a que encendieran una vela como señal de respaldo de la ciudad al equipo en unos momentos de incertidumbre.

El colectivo, creado a principios de 2015, se mostró muy crítico en sus inicios con José Sepulcre, anterior presidente de la entidad, presentándose como acusación particular en varios procesos judiciales abiertos contra los dirigentes. La Plaza de Baix, situada junto al Ayuntamiento, es uno de los puntos más emblemáticos de la ciudad y el lugar desde el que los aficionados suelen seguir las recepciones oficiales al equipo ilicitano tras la consecución de un éxito deportivo.