Kameni
Kameni, en una foto de archivo.

El portero del Espanyol, Carlos Kameni, se encaró hoy al término del entrenamiento con un aficionado del equipo catalán que previamente le había aconsejado no renovar su contrato e incluso llegó a amenazarlo, según relató el seguidor del Espanyol.

Cuando aún una parte de sus compañeros se ejercitaba en la ciudad deportiva de Sant Adrià del Besós, dos aficionados, de unos 30 y 70 años aproximadamente, increparon a Kameni, recordándole que su contrato vence en junio de 2009. "No hace falta que renueves", le reprocharon en alusión al error del portero camerunés en el empate del Espanyol ante el Athletic.

¡Soy un profesional, respeta mi trabajo, respétame!

Nervioso, Kameni abandonó el césped de entrenamiento y se dirigió a los dos aficionados. Al más joven le agarró por la pechera y le pidió respeto: "¡Soy un profesional, respeta mi trabajo, respétame!", le  dijo. Según el aficionado, incluso llegó a espetarle "¿Qué pasa, quieres morir?".

Sus compañeros Luis García y Sergio Sánchez intentaron separar y calmar al portero, que minutos después se dirigió con normalidad a los vestuarios. Pese a la insistencia de los medios de comunicación, Kameni declinó realizar declaraciones, aunque abandonó la ciudad deportiva firmando autógrafos a otros aficionados y visiblemente más tranquilo.

Su compañero Sergio Sánchez, encargado de comparecer en rueda de prensa ante los medios de comunicación, justificó la actitud de Kameni apelando a la "fuerte presión" que vive el equipo. "Es humano, creo que su comportamiento ha sido correcto y probablemente yo hubiera hecho lo mismo", añadió Sergio Sánchez.

La Federación de Peñas pide que le aparten del equipo

Por otro lado, la Federación de Peñas del Espanyol solicitó esta tarde a la directiva del club que aparte al guardameta perico del primer equipo como respuesta al altercado. "Consideramos que (Kameni) no merece llevar la camiseta de nuestro club y pedimos que se le aplique la más alta sanción que permita el reglamento disciplinario del club", afirman los peñistas en un comunicado.

Debería ser un ejemplo, en el que todos los niños se mirasen y es intolerable

La Federación de Peñas solicita incluso que el incidente de Kameni sea considerado un "intento de agresión" y que por lo tanto, le sea aplicada la sanción correspondiente. En su escrito, la agrupación de peñas recuerda que en los últimos años, la afición del Espanyol "ha luchado por desterrar la violencia en nuestro estadio" y califica de "intolerable" la actitud de Kameni. "Debería ser un ejemplo, en el que todos los niños se mirasen y es intolerable que atente directamente contra el estamento más alto del club, el socio".

Los peñistas también deploran las declaraciones posteriores del Sergio Sánchez, que justificó el comportamiento de Kameni. "Un jugador de la cantera tendría que defender siempre a los socios del club que le ha visto nacer como futbolista", concluye.