Kaká
Kaká, durante el partido con el Milan. (Reuters)
El mediapunta brasileño, que este verano fue el principal arma electoral de Calderón, afirmó ayer por la noche que su deseo es seguir como milanista y que al Real Madrid le dijo que primero hablara con el club milanés.

"El Real Madrid quiso ficharme y
me han buscado. Mi relación con el Milan es clara y les dije que primero hicieran una oferta al club y que si este accedía a mi traspaso que, entonces, hablaríamos", afirmó Kaká, al término del partido ganado por el club milanés ante el Aek Atenas (3-0) y donde anotó el último gol.

Kaká, asimismo, dijo que su deseo es continuar como milanista, crecer en este club, y ganar muchos títulos con él.