Fútbol
Aficionados chinos en un partido de fútbol. GTRES

No es un Barça-Madrid, pero el derbi murciano entre el Jumilla y el Lorca, de Segunda División B, también levanta pasiones en China. Se disputará este domingo y será televisado en el país asiático para una audiencia de 300 millones de espectadores.

¿Y por qué a los chinos les interesa tanto el derbi murciano? La explicación es que ambos club son de propiedad china. El Jumilla está en manos de Li Xiang y Tang Hui, dos empresarios de los medios de comunicación; y el Lorca es propiedad del empresario Xu Genbao, que también fue futbolista y seleccionador de China.

Así, el Jumilla-Lorca, que ya ha sido bautizado como el derbi de Shanghái, ha generado tanta expectación en China, que el partido se disputará en el estadio de la Nueva Condomina de Murcia, con capacidad para 31.000 espectadores.

Para llenar las gradas de La Condomina, tarea complicada para clubes como Jumilla y Lorca, que apenas reúnen un millar de seguidores en cada partido, los propietarios chinos del Jumilla han ideado una jornada de puertas abiertas para las familias. Es decir, la entrada al estadio será gratuita y, además, se repartirá chocolate con churros y se sortearán diversos regalos, entre ellos un coche.