José Calderón
José Calderón (d) de los Toronto Raptors lanza sobre Gerald Green de los Indiana Pacers. EFE/WARREN TODA

La tradicional noche de las brujas o Halloween, que se celebró el miércoles en Estados Unidos, no trajo buena suerte a los hermanos Pau y Marc Gasol ni a José Manuel Calderón, que vieron cómo sus respectivos equipos perdían los partidos disputados en la jornada de la NBA.

Aunque en el apartado individual los tres jugadores tuvieron buenas actuaciones, a nivel de equipo ninguno de ellos pudo evitar la derrota.

Pau Gasol no lo hizo con la segunda consecutiva que sufrieron Los Ángeles Lakers al perder por 106-116 ante los Trail Blazers de Portland. El mayor de los hermanos Gasol aportó 16 puntos (7-14, 0-0, 2-2), capturó nueve rebotes, repartió dos asistencias y recuperó un balón en los 40 minutos que jugó.

Mientras, en el banquillo de los Trail Blazers también estuvo un jugador español, el novato Víctor Claver, que no hizo su debut en la NBA.

Tampoco tuvo suerte Marc Gasol en su visita al Staples Center, donde su equipo de los Grizzlies de Memphis perdieron por 92-101 y siguieron con la peor marca en la historia de la NBA al extender a 12 derrotas consecutivas en partido inaugural de temporada. El hermano mediano de los Gasol cumplió con su labor individual al conseguir 20 puntos (8-13, 0-0, 4-4), segundo mejor máximo encestador de los Grizzlies. El pívot de Sant Boi también capturó siete rebotes, repartió cinco asistencias, puso un tapón y recuperó un balón, en los 39 minutos que disputó.

Calderón salió como reserva de los Raptors de Toronto y se convirtió en el Sexto Jugador del partido inaugural de la nueva temporada que su equipo perdió por 88-90 ante los Pacers de Indiana. El base internacional de Villanueva de la Serena, que ha perdido el puesto de titular en favor de Kyle Lowry, fichado el pasado verano de los Rockets de Houston, jugó 26 minutos en los que aportó 15 puntos (6-12, 3-6, 0-0), tres asistencias, un rebote y una recuperación de balón.