Lorenzo celebra la victoria
Lorenzo, con la bandera de España, celebra la victoria en Valencia y su tercer Mundial de MotoGP. MOTOGP

Jorge Lorenzo, tras acabar la carrera en la que se coronó como campeón del mundo por tercera vez, tuvo palabras agrias para los aficionados españoles que no le apoyaron: "Parece que hay más gente que apoya a Rossi que a los españoles", dijo el mallorquín en declaraciones a Telecinco.

"Espero que no vaya a más", prosiguió Lorenzo, que dijo que "espero que esto no sea como el fútbol, que aunque te guste un piloto respetes a los demás".

"El hecho de que tanto Dani como Marc supieran lo que me jugaba igual me ha ayudado. Sabiendo lo que me jugaba no han intentado el adelantamiento. A lo loco, Dani, que estaba remontando, podría haber ido hasta el final para ganar y no lo hizo. Somos españoles y este título tenía que estar en España", ha afirmado. "No estoy acusando a nadie. Pero si la situación hubiese sido al revés y Rossi se la jugara, los italianos hubieran hecho lo mismo. No sé lo mucho que se han guardado al final pero me imagino esto", ha aclarado.

No fueron las únicas declaraciones con mensaje del balear, que cuando acabó la carrera dijo que le dedicaba la victoria "a todos los que no tiran la toalla y a los que no aceptan las críticas".

Ya en lo emocional, Lorenzo reconoció que era "el día más feliz de mi vida", y que en la carrera "salió todo redondo". "He tenido que pilotar muy fino", dijo. "Estoy muy emocionado, he estado llorando mientras daba la vuelta de honor. Es muy grande lo que hemos aguantado y todo lo que hemos trabajado este año", ha manifestado el piloto balear tras llegar a la zona de podio. "Lo único que he intentado hacer es tirar al máximo para mantenerme primero", ha concluido el piloto mallorquín.