Jorge Lorenzo
El piloto español de Yamaha, Jorge Lorenzo, en la pista. EFE

Jorge Lorenzo se muestra eufórico después de su carrera del pasado domingo.

El piloto de Yamaha, después de su espectacular carrera en el GP de Holanda, donde acabó quinto después de ser operado en la clavícula, aseguró en la Cadena Cope que "nunca había llorado encima de una moto, pero el otro día no puede evitarlo".

"Cuando acabó la carrera me di cuenta de la dimensión que había alcanzado", cree el piloto de Yamaha, que mantiene intactas sus aspiraciones por el Mundial de MotoGP.

Por su puesto, para el balear, "este quinto puesto me supo mejor que muchas victorias que he logrado".