Jesús Hernández
Jesús Hernández, fotografiado con los colores del Relax-Fuenlabrada en la Vuelta a España 2007 (CARBONERO) CARBONERO

Jesús Hernández Blázquez (Madrid, 28 de septiembre de 1981) ha salido a rodar durante este año como si mañana mismo tuviera que afrontar una carrera. "Este año he acumulado más de 20.000 kilómetros de entrenamiento", reconoce.

Este año he acumulado más de 20.000 kilómetros de entrenamiento

Pero no había mañana. Vida de profesional, pero sin serlo. Tras pasar a profesionales, correr dos temporadas con el Liberty Seguros (2004-2005) y otras dos con el Relax-Fuenlabrada, en 2008 se quedó sin equipo. El Relax echó el cierre y él fue uno de los que no encontró un hueco para seguir.

Pero Hernández, grandísimo amigo, compañero habitual de entrenamientos de Alberto Contador por las vegas del sur de Madrid, otro abonado al refresco en Titulcia, mantuvo su disciplina. La monacal vida del ciclista. Para 2009 tiene premio: el Astaná. Contador lo quería sí o sí. "Jesús es uno de los cinco nuevos ciclistas que correrá con nosotros; es un buen escalador", confirmaba el fichaje Johan Bruyneel, mánager del Astaná.

Trabajo duro junto a Contador

Un año persiguiendo un sueño, siendo un hombro amigo para Contador. "Entrenarme con un bicho como Contador es mucho más duro que la competición", se ríe Jesús Hernández. El de Pinto forjaba sus gemelos para ganar un Giro y una Vuelta; el de Parla, para regresar al pelotón.

Hernández renunció a recalificarse, es decir, volver a competir como amateur; un tabú, casi, para un corredor profesional. "Lo veo absurdo, sinceramente; he visto mucho más positivo estar un año en blanco que correr en amateur, aunque reconozco que sí hay momentos en los que se pasa mal y te entran dudas", dice.

Entrenarme con un bicho como Contador es mucho más duro que la competición

Hernández, un corredor que venía pisando fuerte en las categorías inferiores, corrió dos Vueltas a España, en 2006 y en 2007. Pero no acabó ninguna. En 2006 se retiró tras una violenta caída en la etapa de Calar Alto. En 2007 se fracturó una clavícula camino de Villacarrillo (Jaén).

Dos palos, una citación para declarar como testigo ante el juez por la operación Puerto contra el dopaje en diciembre de 2006 y un año, éste, en blanco. Su oportunidad, perseguida, llega con nombre kazajo.