Selección
Los jugadores de la selección celebran un gol. EFE

El nuevo seleccionador bielorruso, Alexandr Jatskévich, aseguró a Efe que su equipo apuesta por un fútbol ofensivo, pero que en el partido del domingo en Minsk ante la actual campeona de Europa "jugará como le deje España".

"Jugaremos como sabemos y como podamos. Es muy difícil jugar contra los españoles. En realidad, jugaremos como nos deje España", admitió Jatskévich, que asumió las riendas del equipo eslavo en diciembre pasado.

Su estreno no pudo ser más exitoso, ya que los bielorrusos lograron en marzo pasado en Macedonia (1-2) su primera victoria en partido oficial en más de dos años.

España es un nuevo equipo, pero sigue teniendo grandes individualidades que sacan adelante los partidos

"Hemos cambiado algunas cosas. Somos un equipo más ofensivo más abierto, pero esto lleva tiempo. En España todos juegan igual. Hay un estilo. Nosotros debemos también tener un estilo propio", insiste.

Reconoce que España "tiene problemas de organización del juego", como quedó de manifiesto en el partido contra Eslovaquia, aunque él detectó algunas mejoras ante Ucrania, partidos ambos que siguió como espectador.

"España es un nuevo equipo, pero sigue teniendo grandes individualidades que sacan adelante los partidos. Puyol ya no está, pero el tándem Ramos-Piqué es muy seguro. Xavi se fue, pero tiene sustituto, y lo mismo pasará con Iniesta", destacó.

Jatskévich considera que el estilo español "no está en crisis" y que "los futbolistas españoles tienen gran experiencia y una mentalidad ganadora".

"Aún tienen a jugadores desequilibrantes como Isco o Silva. Además, el delantero de la Juventus, Morata, ha mejorado mucho en los últimos meses. Pase lo que pase, España no va a cambiar de forma de jugar", apuntó.

Aunque no da el partido por perdido y cree que la clave contra España es "jugar como un auténtico equipo", opina que primero Bielorrusia debe aprender a jugar con equipos de nivel medio, como Suiza, Austria y la vecina Ucrania.

"Primero debemos aprender a jugar con equipos de nuestro nivel", insiste.

El técnico bielorruso considera que en su esquema el jugador clave es el exbarcelonista Alexandr Gleb, quien vive una segunda juventud en el fútbol turco a sus 34 años recién cumplidos.

Primero debemos aprender a jugar con equipos de nuestro nivel

"Hablé con él y me dijo que quería volver a la selección. Está en buena forma física, ya que de su depurada técnica nadie duda. Está liberado de labores defensivas. Es el que debe construir ataques rápidos para sorprender al rival", apunta.

Otro futbolista del mismo corte es el brasileño nacionalizado bielorruso Renan Bressan, quien pidió que no le convocaran por motivos familiares, aunque sigue contando para el seleccionador.

En cuanto al defensa central Yegor Filipenko, lo considera titular indiscutible, aunque ha dispuesto de pocos minutos desde que fichara por el Málaga en el mercado de invierno.

"Si lo fichó un club español, será porque es bueno. La liga español tiene un nivel muy alto. Necesita tiempo para entender el juego, conocer el idioma y a sus compañeros. Me ha dicho que seguirá en Málaga. Tengo plena confianza en él", apunta.