La caída al infierno de Jaouad Tougane
Jaouad Tougane, durante una prueba con el Playas de Castellón. Playas de Castellón

El campeón autonómico de maratón en 2018, Jaouad Tougane, es un fiel reflejo de lo rápido que pueden cambiar las cosas en la vida. Logró sus mayores éxitos la temporada pasada, pero este verano ha sido noticia por acumular una veintena de arrestos por delitos de hurto, robo con violencia, estafa, resistencia y por infracción de la Ley de Extranjería.

En julio fue detenido en dos ocasiones por diversos delitos y fue imputado por el robo del bolso a una mujer, la extracción de billetes de una caja registradora o el hurto de una depiladora en un centro comercial.

Tan pronto como los hechos salieron a la luz, Tougane fue dado de baja por su club, el Playas de Castellón, por una conducta “completamente inapropiada que va en contra de los valores del club y de la propia justicia".

El exatleta, que reconoció que consume drogas, volvió a ser detenido la policía la semana pasada y fue puesto en libertad al día siguiente tras aceptar tres condiciones de la jueza: no volver a delinquir en tres años, la prohibición de acudir al establecimiento en el que habitualmente intentaba robar y la obligación de someterse a un tratamiento de desintoxicación, informa Las Provincias.

No obstante, menos de una semana después Tougane fue arrestado por partida doble. Y es que la última detención del joven marroquí se produjo la tarde de este lunes en un supermercado de Benimaclet, tras reincidir solo unas horas después de haber sido arrestado en otro supermercado del mismo barrio valenciano, según el citado medio.

A raíz del último arresto, el juzgado de instrucción número 15 de Valencia le ha condenado a ocho meses de prisión por un delito "consumado y continuado de hurto". Esta resolución ha sido declarada firme, sin posibilidad de recurso, y Tougane ha sido enviado al centro penitenciario de Picassent.

Jaouad Tougane llegó a España desde Marrakech siendo solo un niño, se afincó en Guadalajara a los 12 años y llegó a firmar una marca de 2:13: 35 en maratón y de 13: 16. 12 en los 5.000 metros. Pudo ser olímpico en esta prueba en los Juegos de Río 2016, pero renunció porque su país sólo le costeaba el billete de avión y él esperaba adquirir la nacionalidad española.