James
James, durante un partido esta temporada. GTRES

El jugador del Real Madrid James Rodríguez se presentó este viernes en el entrenamiento del equipo en Valdebebas perseguido por un coche de la Policía Nacional, después de que el colombiano circulase por la M-40 a 200 kilómetros por hora, en un tramo limitado a 90.

Le íbamos persiguiendo a 200 km/h por la M-40Según la conversación de la Policía con la seguridad privada en la entrada a Valdebebas que se puede apreciar en un vídeo publicado por as.com, las fuerzas policiales persiguieron al colombiano hasta la ciudad deportiva, sin poder detenerle, por una infracción de tráfico.

"Le íbamos persiguiendo a 200 km/h por la M-40", relató un miembro de la Policía a la seguridad de Valdebebas, donde no llegó a entrar el coche policial y sí James.

Los agentes han propuesto una sanción conforme a la Ley de Seguridad Ciudadana por una "infracción grave de desobediencia" que deberá determinar la Delegación del Gobierno. Además, la Policía Nacional ha comunicado este hecho al juzgado y a la fiscalía para que citen a declarar en los próximos días al jugador colombiano y poder determinar así si su actuación es constitutiva de un delito contra la seguridad vial.

No atendió a las órdenes de los agentes

Los agentes, que viajaban en un coche de incógnito, comentaron al personal de seguridad, a la entrada de la ciudad deportiva, que estaban siguiendo a James "a 200 km/hora por la M-40", según se recoge en el vídeo que As incorpora a la información sobre el incidente.

James conducía un Audi R8 y al parecer no atendió las órdenes que le daban los agentes por el altavoz: "deténgase a la derecha, deténgase a la derecha". El jugador ha dicho a sus compañeros que pensaba que se trataba de un intento de secuestro.

Por el momento, no consta que se haya presentado ninguna denuncia contra el jugador colombiano. Recientemente, el francés Karim Benzema tuvo que comparecer en los juzgados de Alcobendas, tras ser cazado por un radar circulando a una velocidad excesiva, por lo que le fue retirado provisionalmente el carnet de conducir.

La plantilla del Real Madrid completó, a puerta cerrada, el primer entrenamiento del año.