Ibaka
Ibaka, en acción. EFE

No tuvieron la mejor de la suerte los dos jugadores españoles que vieron acción en la jornada de la NBA después que el ala-pívot Serge Ibaka y el escolta Álex Abrines sufrieron sendas derrotas con sus respectivos equipos.

Ibaka mientras estuvo en el campo ayudó a los Raptors a luchar por el triunfo que al final no consiguieron tras perder de locales 89-90 frente a los Heat.

El internacional español consiguió 11 tantos antes que fuese expulsado del partido en el tercer periodo.

Ibaka jugó 22 minutos en los que anotó 4 de 10 tiros de campo, incluido 1 de 2 triples, 2 de 3 desde la línea de personal, y logró cinco rebotes, además de poner dos tapones y cometer una falta personal.

El jugador hispano congoleño y el ala-pívot James Johnson, de los Heat, fueron expulsados tras lairse a puñetazos en el tercer cuarto antes que pudiesen ser separados por sus respectivos compañeros.

La pelea se inició cuando los dos comenzaron a empujarse uno a otro en el marcaje mientras esperaban que la pelota quedara dentro de la canasta de los Heat.

Los árbitros revisaron el incidente antes de dar a ambos jugadores faltas técnicas y sendas expulsiones.

Los ánimos se encendieron de nuevo después del silbido final, cuando DeRozan pareció gritar contra Dragic y ambos jugadores tuvieron que ser separados por personal de seguridad y compañeros que todavía estaban en el campo.

Mientras que Abrines salió 12 minutos como reserva de los Thunder, que también sufrieron la derrota en su campo al perder por 106-117 ante Portland.

Abrines tuvo siete puntos al anotar 2 de 5 tiros de campo, incluido 1 de 3 triples, 2 de 2 desde la línea de personal, logró dos rebotes y entregó dos asistencias y cometió una falta personal.