Sebastian Vettel
Sebastian Vettel, piloto de Red Bull, durante la clasificación del Gran Premio de Singapur. REUTERS

El alemán Sebastian Vettel (Red Bull-Renault), que este domingo puede proclamarse matemáticamente por segunda vez consecutiva campeón del mundo de Fórmula 1, se ha puesto al mando en el Gran Premio de Singapur, al marcar, por delante del español Fernando Alonso (Ferrari), el mejor tiempo en los segundos entrenamientos libres.

Tras ser superado por el británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) en la primera sesión libre, Vettel se puso serio en la segunda y marcó el mejor tiempo con una vuelta de 1:46.374.

El que más cerca estuvo del germano fue el español Fernando Alonso, dos veces ganador en Singapur, en donde siempre ha estado en el podio. El bicampeón español acabó la segunda tanda a sólo 201 milésimas de todopoderoso Red Bull del virtual campeón.

Por detrás de ellos acabaron Lewis Hamilton, el compañero de Alonso en el equipo Ferrari, el brasileño Felipe Massa, y el australiano Mark Webber (Red Bul-Renault).

El compañero y compatriota de Hamilton, Jenson Button, sólo pudo ser décimo en la tabla de tiempos. A mitad de sesión se fue largo en la curva 14 y, pese a que no se tocó con el muro, ya no pudo reanudar la marcha.

Jaime Alguersuari (Toro Rosso-Ferrari) mejoró un puesto con respecto a la primera sesión y acabó marcando el undécimo mejor tiempo, a 3.418 de Vettel. El barcelonés tuvo que regresar al garaje tras dar sólo catorce vueltas al circuito Marina Bay por un problema mecánico y apenas tuvo tiempo para mejorar sus registros.

Consulta aquí los tiempos de los segundos entrenamientos libres.

Hamilton dominó los primeros libres

El británico Lewis Hamilton (McLaren-Mercedes) ha sido el más rápido, con el alemán Sebastian Vettel (Red Bull-Renault) segundo, y el español Fernando Alonso en el cuarto puesto, en la primera sesión de entrenamientos libres para el Gran Premio de Singapur de Fórmula 1, reducida a una hora por problemas con los bordillos del circuito urbano Marina Bay.

Hamilton, quinto en el Mundial de pilotos a 126 puntos del líder, Vettel, que este domingo puede lograr su segundo título Mundial de Fórmula Uno consecutivo, fue el mejor en esta primera toma de contacto con el trazado con un tiempo de 1:48.599.

Vettel, que estuvo en cabeza hasta los compases finales de la sesión, acabó segundo a 406 milésimas, mientras que su compañero de equipo, el australiano Mark Webber, que incluso tuvo un toque con el alemán Timo Glock (Virgin-Cosworth), fue tercero a un segundo y 467 milésimas.

Alonso, segundo en el campeonato a 112 puntos de Vettel, tuvo unos libres de menos a más

Fernando Alonso, segundo en el campeonato a 112 puntos de Vettel, tuvo una sesión de menos a más. El dos veces ganador del Gran Premio de Singapur fue cuarto en la tabla de tiempos a casi dos segundos de Hamilton.

El bicampeón español, que en Singapur utiliza el mismo casco dorado que llevó en Mónaco, logró su mejor registro en la recta final de la sesión.

Poco antes, cuando faltaban veinte minutos para el final y en plena vuelta lanzada, Alonso fue llamado a los boxes por un problema detectado con la telemetría que luego se solucionó y le permitió acabar en el cuarto puesto.

La sesión tuvo dos banderas rojas. La primera la causó el finlandés Heikki Kovalainen, que se quedó detenido en medio de la pista con los frenos de su Lotus-Renault achicharrados. La segunda se mostró después de el brasileño Felipe Massa (Ferrari) levantara la parte final de uno de los bordillos del trazado, protagonistas inesperados del primer día de acción en Singapur.

El español Jaime Alguersuari (Toro Rosso-Ferrari), el venezolano Pastor Maldonado (Williams-Coswrorth) y el mexicano Sergio Pérez (Sauber-Ferrari) acabaron en los puestos duodécimo, decimotercero y decimocuarto.

Narain Karthikeyan sustituyó en esta tanda al italiano Vitantonio Liuzzi al volante de unos de los HRT-Cosworth. El indio, que será piloto titular en el Gran Premio de su país (28-30 de octubre), acabó en el vigésimo cuarto y último puesto.

Sesión atípica

Estos primeros entrenamientos libres quedaron limitados a una hora, en lugar de la hora y media habitual, debido a un retraso de treinta minutos para solucionar unos problemas hallados en los bordillos de la pista del circuito urbano de Marina Bay.

Las primeras pruebas libres iban a comenzar a las 12.00 (10.00 GMT), pero unos problemas en el anclaje de algunos bordillos o pianos obligaron a que los operarios del trazado tuvieran que salir a la pista para solucionarlos y los pilotos pudieran comenzar a rodar.

Los problemas se detectaron mientras rodaban previamente los coches de la Porsche Carrera Cup Asia, cuyos pilotos comprobaron cómo se levantaban los pianos en las curvas 3 y 14. Los responsables de seguridad de la FIA acudieron a esos lugares y ordenaron las reparaciones, que en algunos casos requirió la sustitución completa de algunos sectores de los bordillos.

El recorte den media hora de las primeras pruebas libres se hizo para no alterar el comienzo de la segunda tanda, prevista para las 15.30 (13.30 GMT), ya que debe haber al menos dos horas entre ambas sesiones.