Ayer fue Guti quien echó más lecha al fuego al intentar expresar su confianza hacia el italiano: «Los jugadores estamos al 100% con Capello», dijo; para estropearlo al poco rato pidiendo el regreso al equipo de David Beckham, marginado por Capello desde que el inglés anunció su marcha a Los Ángeles Galaxy: «David, además de jugador, es mi amigo. Es un gran futbolista y se merece el mayor respeto de todos. Lo que a nosotros nos gustaría es que, además de entrenarse, jugase», afirmó.