Guardiola, entrenador del Manchester City.
Guardiola, entrenador del Manchester City. EFE

El Manchester City se ha impuesto al Newcastle United (2-1) en la cuarta jornada de la Premier League. Ha resultado vencedor por tanto Pep Guardiola en el duelo entre españoles, cayendo derrotado Rafa Benítez, técnico de las urracas. Con este triunfo, el cuadro skyblue mantiene los dos puntos de desventaja con Chelsea y Liverpool, los actuales líderes de la competición.

El entrenador madrileño, en cualquier caso, tiene que sentirse bastante satisfecho, ya que ha estado cerca de sacar un buen resultado de un campo tan complicado como es el Etihad Stadium. Benítez ha sido además muy criticado durante la semana por su planteamiento ultradefensivo de la pasada jornada ante el Chelsea, pero lejos de hacer caso a esas críticas, ha repetido planteamiento: un 5-4-1 muy defensivo.

Guardiola intentó desde la alineación combatir esta circunstancia, y de partida puso en liza a Sterling, Mahrez, Silva, Gabriel Jesús y Agüero. El Manchester City pasaba mucho tiempo en campo rival pero no encontraba situaciones de remate con comodidad, aunque Sterling abrió la lata en el minuto 8 con una excelente jugada personal.

Se presuponía que desde entonces el campeón encontraría más tantos para ampliar la ventaja, pero el Newcastle, en una contra muy bien llevada por Rondón, puso el 1-1 en el minuto 30 por mediación de Yedlin, que recibió un excelente pase del venezolano para fusilar a Ederson.

En el segundo tiempo el Manchester siguió encontrando dificultades para perforar la barrera del Newcastle, pero logó el tanto de la victoria con un buen recurso ante esa dificultad: el disparo de media distancia. Kyle Walker sorprendió llegando desde atrás, y se sacó un excelente disparo de media distancia que se coló pegado al palo, inalcanzable para Dubravka.