Sara García
La moto de Sara García atascada en las arenas del Dakar 2019. Instagram @Sarita98Garcia

Sara García asumía en este rally Dakar un reto mayúsculo. La zamorana logró el apoyo necesario para debutar en el raid más duro del mundo, pero además elegía hacerlo por la vía más difícil: inscribirse entre los pocos que se atreven a rodar sin asistencia.

Acompañada únicamente por su pareja, el también piloto Javier Vega, completaron prácticamente cuatro jornadas de esta dura edición, pero un incidente en el kilómetro 180 de la durísima cuarta etapa la dejó fuera.

Ella misma lo explicaba en instagram: "Una avería eléctrica en el km 180 de la especial me ha dejado fuera del Dakar. Tras 3 horazas con Javi dándole mil vueltas a la moto, no dimos con el fallo. Me quedé en el 'fesh-fesh' de la foto y cuando fui a arrancar, mi 'gorda' se ponía de huelga. Primero no tenía batería, pusimos la de Javi que estaba cargada; luego no funcionaban las bombas, cambiamos el interruptor, seguían sin funcionar hasta que haciendo un invento con un fusible, conseguimos alimentarlas, pero tampoco arrancaba; revisamos las líneas de corriente, todo ok... Asique ahora, toca empujar desde el campamento a quien me ha llevado en volandas cada etapa".

Ver esta publicación en Instagram

🚫 G A M E O V E R 👎🏻 Una avería eléctrica en el km 180 de la especiaLme ha dejado fuera del @dakarrally 😔 Tras 3 horazas con @jvegaxtr dándole mil vueltas a la moto, no dimos con el fallo 🛠 Me quedé en el fesh fesh de la foto &... cuando fui a arrancar, mi gOrda se ponía de hueLga 🆘 Primero no tenía batería, pusimos la de Javi que estaba cargada; luego no funcionaban las bombas, cambiamos el interruptor, seguían sin funcionar hasta que haciendo un invento con un fusible, conseguimos alimentarlas, pero tampoco arrancaba; revisamOs las líneas de corriente, todo ok... Asique ahora, toca empujar deSde el campamento a quien me ha llevado en voLandas cada etapa. gO mamor! 🙌🏻🤘🏻 Tienes que llegar por los 3 👨‍👦💏 Gracias a TODOS por los ánimos; no he podido leer nada estos días, asique iré contestando poco a poco 📩 . . . #rabia #averia #mechanic #motolife #girlpower #lavisaesasi #moto #dirtbikes #motorcycle #womanwhoride #rally #raid #girlswhoride #rideyourlife #motogirl #motocrosscenter #motocrosscenterteam #CrownPRO #Crownsportnutrition . . . @cylesvida @diputaciondezamora @motocrosscenter @ayuntamientodeZamora @pont_grup @yamahamotor_es @stihl #palenciadeverde #maquinariaGirón #AupaVertical #LaYénsula #F2R @terranatur @crownsnutrition @twin_trail @fixme.es #fadis @elements_system @motomecanicasuspensiones #azierta @imperium_mx_factory @yogastudio_rosabeltran @paz_dietetica_nutricion @rfme_oficial @azerogear @desarrollatu @vita10sportsclub @tcxboots @tcxespana

Una publicación compartida de Sara García (@sarita98garcia) el10 Ene, 2019 a las 5:30 PST

La primera participación de Sara García en el Dakar se acabó así, después de un titánico esfuerzo, primero por llegar (ya lo intentó antes, pero no logró la financiación necesaria) y después por intentar acabar. Prueba de ello es un vídeo que la propia organización compartió.

En él, se ve a la castellanoleonesa intentando levantar su Yamaha WR 450 F, que se había quedado encajada en el peligroso 'fesh-fesh', esa arena finísima (parecida a la harina o a los polvos de talco) que se convierte en una pesadilla no sólo para la visibilidad cuando se levanta, sino también para simplemente poder avanzar sobre ella.

García no será una de las que esté en la meta de Lima, pero sus intentos para no rendirse ya forma parte de las escenas más míticas de esta edición del Dakar.