Ricky Brabec
El estadounidense Ricky Brabec (Honda) durante una etapa del Dakar 2019. EFE

Los problemas con el 'roadbook' en la caótica tercera etapa del rally Dakar 2019 dejó paso a una complicada primera parte de la etapa maratón, que llevará a los competidores a dos jornadas sin apoyo técnico y obligados a realizarle con la máxima precaución.

Fue este factor lo que hizo que, pese a la dificultad de afrontar casi 900 kilómetros (en motos y quads, más de 1.000 en coches, SxS y camiones), de los cuales 406 fueron cronometrados, nadie arriesgase más de lo necesario. El temor a una rotura mecánica o un accidente que les lastrase no sólo en una sino en dos etapas consecutivas hizo que todos, incluidos los favoritos, afrontaran el día con máxima precaución.

En motos la victoria fue para Ricky Brabec, uno de los que más perjudicados se vieron en la etapa del miércoles al perderse de rumbo como le pasó a Walkner o a Joan Barreda, que tuvo que abandonar en helicóptero tras caer en un barranco sin salida. El estadounidense se ha convertido en el principal arma de Honda frente a las KTM, ya que superó a Pablo Quintanilla, que perdió 20 minutos con él y con ello el liderato, y a un Walkner que aspiraba a dar un salto y que acabó cediendo seis minutos

El mejor español fue el 'rookie' Lorenzo Santolino, que finalizó a poco más de 15 minutos. El salmantino está cuajando una gran actuación en su primera participación en el durísimo raid.

Sainz aguanta, pero con el cuello muy dolorido

Nasser Al Attiyah se llevó la jornada en coches, en la que ha participado Carlos Sainz. El madrileño, que perdió más de cuatro horas por caer en una zanja el miércoles, sigue en carrera, aunque del golpe tiene fuertes dolores en el cuello.

Él mismo ha dicho que en función de cómo evolucione de esas molestias decidirá qué hacer, pero todo apunta a que seguirá en el Dakar para ejercer de 'mochilero', o coche de apoyo, del resto de componentes del X-Raid, entre los que está Stepháne Peterhansel, máximo rival de Al Attiyah ahora mismo, o el español Nani Roma, que se mantiene con serias opciones.

Al Attiyah amplió un poco más su ventaja sobre Peterhansel en la meta en 2 minutos y 15 segundos, para ampliar su colchón en la general sobre el francés en 8:55. El mejor español sigue siendo Roma, aunque está a 20:51 de Al Attiyah y necesitará tener un día perfecto frente al de Toyota si quiere mantenerse ahí.