¿Gran jugador, gran entrenador?

  • Raúl se lo piensa, Zidane acaba de hacerse cargo del Madrid, Guardiola, Del Bosque o Luis Enrique triunfan, Cruyff y Aragonés lo hicieron en su momento...
  • Pero otros ilustres jugadores, como Maradona, se estrellaron en los banquillos.
Guardiola y Cruyff
Guardiola y Cruyff
ARCHIVO

"¿Ser seleccionador español? ¿Por qué no?"Raúl González, con las botas ‘recién colgadas’, ya habla abiertamente de una posible carrera en los banquillos. Dirigir al combinado nacional es, sin duda, una opción lejana para el mítico ‘7’, pero que más pronto que tarde ocupe un puesto como entrenador es algo factible

¿Será Raúl un buen entrenador? ¿Es haber sido un gran jugador garantía de ser un buen entrenador? De lo segundo, no hay duda: no es una garantía. Si bien es cierto que son muchos los jugadores que, tras una exitosa carrera en los terrenos de juego, han triunfado en los banquillos, también hay casos de lo contrario.

Zinedine Zidane es el último caso de jugador de élite que dirige a un gran equipo. Considerado como el ‘quinto grande’ en su etapa como jugador, el que fuera genial centrocampista galo ha comenzado su andadura en los banquillos profesionales a los mandos de un transatlántico como el Real Madrid. Sin apenas experiencia, solo un año y medio como técnico del segundo equipo en Segunda B, su trayectoria como jugador es su gran aval y lo que ha convencido a Florentino Pérez para confiarle un proyecto que iba a la deriva con Rafa Benítez.

Es, sin duda, un acto de fe, pues aún no ha demostrado nada, similar al que Joan Laporta hizo con Pep Guardiola, que tampoco tenía experiencia previa en el fútbol profesional, había dirigido solo al filial en Tercera división.

El experimento no le pudo salir mejor al Barça, como todo el mundo sabe, pero cada caso es único, y al igual que muchos grandes jugadores han triunfado como técnicos, otros han fracasado con estrépito.

Veamos los casos más llamativos.

Empecemos con los ‘grandes’ de la historia:

Alfredo di Stéfano. Es reconocido como uno de los ‘cuatro grandes’ del fútbol mundial. Tuvo una brillante carrera en los terrenos de juego, con especial mención a las 5 Copas de Europa que ganó. En los banquillos, pasó por numerosos equipos, destacando sus éxitos con el Valencia, al que hizo campeón de Liga (1971) en su primera etapa y de la Recopa (1980) en la segunda. En la tercera, no logró evitar el descenso del equipo, al que cogió mediada la temporada, pero lo ascendió el año siguiente. Al Real Madrid lo dirigió en dos ocasiones, y fue el encargado de dar la alternativa a la Quinta del Buitre, aunque solo ganó una Supercopa de España en sus dos etapas.

Johan Cruyff. El paradigma de éxito absoluto en los dos campos, ya que está considerado como uno de los ‘cuatro grandes’ en el campo y también uno de los mejores entrenadores de la historia del fútbol. Pese a que su etapa se reduce a 11 años como técnico del Ajax y del FC Barcelona, cambió la historia del club culé y fue una revolución en el fútbol de la última década del siglo pasado. Sobre su legado han bebido muchos entrenadores, con mención especial para Pep Guardiola.

Diego Armando Maradona. Para muchos es el mejor jugador de la historia, pero a la vez representa el ejemplo perfecto de que un grandísimo jugador no tiene por qué ser un buen entrenador. Fracasó con la selección Argentina, a la que clasificó de milagro para el Mundial de 2010 en el que fue eliminada por 4-0 ante Alemania, y el resto de experiencias ( Racing de Avellaneda, Emiratos Árabes) no fueron positivas.

Ilustres internacionales que entrenaron en España

Luis Aragonés: Tuvo una dilatada carrera tanto de jugador como de entrenador. Su mayor logro fue llevar a España a levantar un título que hacía décadas que se resistía (la Eurocopa 2008), aunque antes tuvo grandes éxitos en Atlético, Barça, Espanyol, Sevilla, Valencia, Betis o Mallorca.

Vicente del Bosque. Un histórico del Real Madrid como jugador que como técnico fue aún más destacado. Habitual como técnico interino, en su tercera aventura al frente de la nave blanca logró dos Champions y dos Ligas, entre otros títulos. Tuvo una frustrada aventura en Turquía para después coger a la selección y hacerla ganar un Mundial (2010) y una Eurocopa (2012).

Pep Guardiola. Triunfó como jugador, siendo el faro sobre el que giraba el Dream Team de Cruyff, pero como entrenador ha superado su propio listón. Pese a su aún no demasiado dilatada carrera (tiene 45 años), está ya considerado uno de los más exitosos entrenadores de la historia. En el FC Barcelona ganó 3 ligas, dos copas y dos Champions en cuatro años, además del Sextete de 2009 (pleno de títulos), y en el Bayern lleva dos Bundesligas y va camino de la tercera.

Luis Enrique. Tras una gran labor con el filial del FC Barcelona, su primer gran desafío fue dirigir a la Roma, pero no tuvo demasiada fortuna. Su buena labor en el Celta le llevó al Barça, donde en su primer año ha triunfado a lo grande logrando nada menos que cinco títulos. Está siendo un digno sucesor de la labor de Pep Guardiola, lo que no es poco, y amenaza incluso con superarle, lo que sería grandioso.

Míchel. Miembro ilustre de la Quinta del Buitre, ganó cinco Ligas de manera consecutiva con el Real Madrid y fue internacional en 66 ocasiones. Como técnico, ha tenido una carrera con muchos altibajos, alternando buenas temporadas con varios despidos (Getafe, Sevilla, Olympiacos). Su nombre suele sonar para dirigir a cualquier equipo que se quede sin entrenador.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento