Pau Gasol
Gasol, en el partido contra los Clippers (EFE). Antonio Nava / EFE
El ala-pívot español Pau Gasol mostró no pudo mostrar de nuevo su alegría y felicidad no sólo por el buen juego que desarrollo sobre el campo sino por haber conseguido de nuevo otro triunfo después que Los Angeles Lakers ganaron 113-95 a sus vecinos de los Clippers.

Ahora todo es diferente para mí y mi rendimiento en el campo

"Me siento muy bien, contento y satisfecho por como me siguen saliendo las cosas dentro del campo y especialmente al equipo", comentó Gasol, que con 23 puntos, seis asistencias y cinco rebotes fue el máximo encestador de los Lakers.

Desde que Gasol fue traspasado por los Grizzlies de Memphis a los Lakers, su nuevo equipo tiene una marca de 9-1 y con él jugando es de 8-1 para ayudarles a conseguir la racha de siete triunfos consecutivos.

"Como es lógico nada de lo que estoy viviendo aquí no me había sucedido en mi etapa con los Grizzlies", reiteró Gasol. "Ahora todo es diferente para mí y mi rendimiento en el campo".

Gasol, que jugó 34 minutos, fue el líder que dirigió el ataque balanceado de los Lakers, que tuvieron a seis jugadores con dobles cifras.

Situación excelente

El jugador de Sant Boi anotó 7 de 12 tiros de campo y estuvo agresivo bajo los aros al forzar personales que le permitieron anotar 9 de 11 en los lanzamientos de castigo.

Al valorar la marcha triunfal que tienen los Lakers, 11 triunfos en los últimos 13 partidos y 21 por encima de la par, Gasol reconoció que era una situación muy favorable.

Nos encontramos en una situación excelente

"Obviamente, nos encontramos en una situación excelente, no tanto por la estadísticas sino porque jugamos muy bien, tenemos confianza como equipo y además contamos con las armas que nos permiten ser un equipo ganador".

Sus próximos rivales serán hoy, domingo, los SuperSonics de Seattle, a donde les tocará viajar para enfrentarse al equipo del novato Kevin Durant, que se ha quedado sin los veteranos Kurt Thomas y Wally Szczerbiak, ambos traspasados a los Spurs de San Antonio y Cavaliers de Cleveland, respectivamente.