El riesgo de que Austria, sede de la Eurocopa de fútbol de junio, sufra una plaga de la garrapata que puede transmitir la llamada "encefalitis centroeuropea" es muy alto está primavera, debido al cálido invierno registrado en la república alpina.

La radiotelevisión pública ORF recogió en su página web las declaraciones de Klaus Fillafer, médico oficial del sistema de salud de la sureña ciudad de Klagenfurt, en las que recomienda la vacunación y advierte que, desde febrero, se ha detectado ya la presencia de garrapatas en perros y gatos.

El Estado federado de Carintia, del que Klagenfurt es capital, es una de las regiones de riesgo en Austria, mientras que en otras provincias como Tirol, donde se concentrará la selección española de fútbol durante la Eurocopa 2008, la posibilidad de contagio es más baja.

Sólo entre el 0,1 y el 5 por ciento de las garrapatas son transmisoras del virus que causa esta forma de encefalitis, enfermedad que puede provocar parálisis y, en ocasiones, dejar secuelas permanentes o provocar el fallecimiento.

Por este motivo, la UEFA ha recomendado a vacunarse a todos los futbolistas y técnicos de las 16 federaciones participantes en la Eurocopa, que se inicia el 7 de junio próximo y que termina el 29 de junio con la final que se jugará en Viena.