La victoria en el Real Madrid-Barça será una cuestión de orgullo
Reuters Reuters

El Barça aventaja al Madrid en 11 puntos, a falta de ocho partidos para el final de la temporada, y parece ser sólo cuestión de tiempo que los catalanes consigan su decimoctavo título.

'Tenemos que ser realistas', dijo el portero madridista Iker Casillas. 'Nuestra intención es ganar en el Nou Camp para ponernos claramente por delante de los otros equipos que luchan por el segundo puesto'.

'Tenemos que ganar a toda cosa. Si ellos ganan, darán un paso de gigante para el título'.

Para el Barça este no es el partido más crucial de los próximos días, ya que el miércoles tendrán que jugar la vuelta de los cuartos de final de la Liga de Campeones frente al Benfica.

El equipo de Frank Rijkaard dominó en el partido de ida en Lisboa, pero a pesar de las oportunidades se tuvieron que conformar con un empate 0-0.

'Yo creo que es más importante, más trascendente, el del Benfica. Al Madrid no es necesario ganarle. No tenemos que ganar al Madrid para ganar la Liga, pero sí que tenemos que ganar al Benfica si queremos ganar la Champions', dijo el centrocampista portugués Deco el jueves al diario Marca.

'Queremos ganar por el orgullo, por la afición, que nadie lo dude', agregó.

El Barça, que consiguió un empate sin goles frente al Málaga en la última jornada, llega al sábado con una ventaja psicológica importante dada la humillante derrota que infligió al Real Madrid por 3-0 en el Bernabéu a comienzos de la temporada.

Los catalanes dieron a los blancos una lección de fútbol con un doblete de Ronaldinho y un excelente disparo de Samuel Eto'o que les granjeó una de las victorias más amplias en territorio enemigo.

UN MADRID TODAVÍA DOLIDO

El centrocampista David Beckham, que se ha recuperado de una lesión en el tobillo y estará listo para jugar, admite que al Real Madrid todavía le duele esa derrota.

'Nuestro orgullo resultó herido cuando vinieron al Bernabéu y nos ganaron de la manera en que lo hicieron', dijo. 'Así que, para nosotros es cuestión de orgullo conseguir los tres puntos y jugar bien'.

'Creo que va a ser imposible alcanzarlos, pero cosas más raras han sucedido en el fútbol', agregó.

El espíritu del Real Madrid se elevó gracias al triunfo por 4-0 en casa frente al Deportivo de la Coruña el fin de semana pasado. Si el entrenador Juan Ramón López Caro sigue confiando en el equipo que derrotó a los gallegos, el capitán Raúl se quedará en el banquillo por segunda vez en los 30 enfrentamientos que ha disputado contra el Barça.

Los de Rijkaard no tendrán a los lesionados Rafael Márquez, Edmilson y Lionel Messi, aunque Carles Puyol vuelve tras un partido de suspensión.

En el resto de partidos, el Osasuna, en el tercer puesto de la tabla, a sólo dos puntos del Real Madrid, recibe al Getafe de Bernd Schuster el domingo. El Valencia, en el cuarto puesto, juega en casa frente al Cádiz, que están en puestos de descenso.

/Por Simon Baskett/