Fernando Alonso
El McLaren de Fernando Alonso, remolcado al inicio del test en el circuito de Indianápolis. Captura de imagen

Fernando Alonso comenzó este miércoles (madrugada del jueves en España) sus pruebas de preparación para las 500 millas de Indianápolis, que se celebran el domingo 26 de mayo. El piloto español tomó parte en el ensayo restringido a pilotos novatos o que vuelven a competir en la legendaria prueba, y finalizó en última posición.

Tras todo un día de lluvia, Alonso salió a la pista del circuito de Indianápolis Motor Speedway para probar a su nuevo coche del McLaren Racing número 66. Sufrió un problema eléctrico en la vuelta de instalación y no pudo completar las dos fases de la sesión de actualización. Tuvo que ser remolcado y, como se temía, no mostró la velocidad deseable. El asturiano tuvo que aguantar hasta la vuelta 29, la última que dio, para marcar el mejor registro: 351,9 kilómetros por hora.

El pobre rendimiento del automóvil sorprendió a Alonso, ya que fue la primera vez que salió a la pista con el chasis Dallara preparado en el McLaren Technology Center en Inglaterra, con los últimos retoques que se le dieron hace una semana. "Perdimos un poco de tiempo al principio. Esto era más o menos esperado porque, como dije, era un chasis completamente nuevo, un auto nuevo. Todo encaja en la última semana".

"Si probablemente hubiésemos podido (realizar) las vueltas (de instalación) al mediodía, tal vez hubiese descubierto estos problemas, entonces tienes horas para trabajar en el automóvil, y prepararte para la tarde. El clima lo retrasa todo. Haces la vuelta a las 5:30 p.m. y no hay espacio para volver a la pista a tiempo", explicó Alonso.

Servià, tercero

Colton Herta, el novato del equipo Harding Steinbrenner Racing Honda, alcanzó los 363 y marcó el mejor tiempo en la vuelta 44, de las 16 que completó. La vuelta más rápida fue para un veterano, el brasileño Helio Castroneves, del Team Penske, con 362 kilómetros hora y segundo en los test.

Oriol Servià, que corre con The Arrow Schmidt Peterson Motorsports, acabó con el tercer mejor registro de la tarde al establecer su vuelta más rápida en 358,4 kilómetros por hora, en la número 37 de las 38 que completó.