Fernando Alonso
Fernando Alonso, en la noche de las 1.000 millas de Sebring. Toyota Gazoo Racing

El Toyota 8 partirá desde la pole de las 1.000 millas de Sebring, sexta prueba de la temporada del WEC, gracias al 1:40.124 que marcó su piloto estrella, Fernando Alonso. El asturiano estaba exultante tras completar la vuelta que ya supone batir el récord de la pista que estaba vigente en el circuitio de Florida (EE UU) desde hacía 33 años, y con la que, además, dejó atrás a sus compañeros del Toyota 7, que son sus máximos rivales para el Mundial.

Fue el día de los hombres del Toyota 8. Primero Alonso, que logró el crono en un magnífico primer stint, y después Kazuki Nakajima, que marcó la segunda mejor vuelta de la sesión, dejaron atrás a Mike Conway y 'Pechito' López, especialmente a este último que pifió la primera de sus dos vueltas lanzadas con una salida de pista y dejó sin opciones de remontada a los de su coche.

"Ambos (Nakajima y yo) maximizamos el agarre, el car se sintió fantástico ahora por la noche. Sufrimos algo en los libres, pero cambiamos algunas cosas en el 'set up' del coche pensando en la carrera y creo que hemos demostrado que funciona en estas vueltas. Tenemos la carrera por delante, pero ahora el trabajo está hecho", se congratulaba Alonso tras la clasificación.

El asturiano también destacó que la visibilidad en la noche de Sebring es tanto un problema para ellos como para los GTs, ya que les pueden deslumbrar en la entrada de las curvas, si bien espera que no haya problemas.