El difícil objetivo de Fernando Alonso: ser competitivo con McLaren en las 500 millas de Indianápolis

Alonso, en Indianápolis.
Alonso, en Indianápolis.
EFE

Tras la victoria en las 1.000 millas de Sebring, Fernando Alonsoestá totalmente preparado para la cita del 26 de mayo, cuando va a intentar el asalto a las 500 millas de Indianápolis y, con ello, la Triple Corona. El asturiano está pleno de confianza, no sólo porque ha encontrado su 'Tierra Prometida' en Estados Unidos, sino porque es consciente del esfuerzo que están haciendo en McLaren para darle un coche competitivo para la visita a Indy.

No va a ser un reto fácil, ni mucho menos. La igualdad y competitividad en la parrilla de Indianápolis es altísima, lo que convierte esta carrera en un objetivo muy complicado, aunque ni mucho menos imposible, de conseguir. Además, la situación que atraviesa McLaren como grupo no invita a lanzar las campanas al vuelo.

"Es el mayor reto del año, ser competitivo en la Indy 500 con McLaren. Estoy feliz con el programa, con cómo se está colocando todo en su sitio y con la gente que está ahora mismo en el proyecto. Va a ser muy difícil porque hay equipos ultracompetitivos en el campeonato, pero al mismo tiempo estamos comprometidos y determinados a hacerlo bien", afirmó Alonso tras ganar en Sebring, en declaraciones recogidas por la IndyCar en su web.

La preparación de Alonso para Indianápolis comenzará en breve. A primeros del mes de abril estará en el Texas Motor Speedway para hacer su primer test al volante del McLaren que va a llevar en mayo, y después de un breve paréntesis para las 6 horas de Spa con Toyota, volverá a Estados Unidos para los libres de la Indy 500 los días 14 y 15 de mayo y la clasificación del 18.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento