Federer -Roddick, final de Wimbledon

  • El suizo se impuso en tres sets al alemán Tommy Haas.
  • Roddick quiere venganza tras haber perdido ya dos finales.
  • Si gana Federer la final será nuevo número uno del tenis.
  • Todo sobre Wimbledon en nuestro especial.
Roger Federer, durante el partido de semifinales del torneo de Roland Garros que disputó contra Tommy Haas
Roger Federer, durante el partido de semifinales del torneo de Roland Garros que disputó contra Tommy Haas
EFE

El suizo Roger Federer, número 2 del mundo, se metió en su séptima final consecutiva en el torneo de Wimbledon tras derrotar por 7-6 (3), 7-5 y 6-3 en 2 horas y 2 minutos al alemán Tommy Haas y se medirá en la final a Andy Roddick, que se impusó a Murray.

Federer, que tendrá la oportunidad de batir otro récord si suma su decimoquinto Grand Slam -actualmente comparte marca con Pete Sampras, con 14 "grandes"-, reconoció que le resultaba "increíble" volver a estar en una final en el SW19 y que sería "una gran ocasión" para meterse en los libros de historia.

Haas es un hombre que se mueve por la superficie verde con comodidad. Y, al menos durante el principio, volvió a dar trabajo al de Basilea, como hiciera ya en Roland Garros, cuando obligaba al numero 2, en los octavos de final, a remontar 2 sets para proseguir su andadura por tierras francesas.

Arranque igualado

El pulso en la "Catedral" arrancó igualado. El germano tuteaba al campeón del Abierto de París en la pista Central. O eso hizo durante los primeros juegos. No hubo posibilidad de break para ningún jugador en una manga inicial en la que se vieron buenos intercambios y a un Haas sólido y agresivo.

El germano le plantaba cara al hombre más temido en el circuito, con permiso del español Rafa Nadal; no regaló puntos al principal favorito para ganar esta edición en la hierba del All England Club. Empezaba suelto, con buenas subidas a la red y manteniéndose agresivo.

El vigésimo cuarto cabeza de serie se apuntaba 6 "aces" en este primer set -el doble que Federer- aunque cometió el doble de errores no forzados (10) que su rival helvético.

El "tie-break" decidió el primer parcial, que duró 46 minutos, y en el que Haas empezó a derrumbarse moralmente durante la "muerte súbita" para terminar claudicando ante la raqueta del suizo, que puso su firma a este set por 7-3.

Las cosas variaron y cada vez se empezó a ver a un Haas que tropezaba con más frecuencia en momentos clave. Sus 31 errores no forzados por los 15 de Federer fueron significativos.

La ventaja dio confianza al cinco veces ganador de este torneo. Federer, que acumuló 49 "winners" por 28 de su rival, se mostró intratable con un saque castigador que presionaba cada vez más a un Haas cada vez más debilitado.

Progresivamente, el suizo, con un porcentaje más que notable de primeros servicios -rubricó un total de 11 saques ganadores, los mismos que Haas-, se convertía en el clarísimo dominador de una manga que también se llevó el segundo favorito por 7-5 ante un alemán que sudaba para quebrar al helvético.

El germano nunca tuvo ocasión de romper el saque de Federer que, por contra, convirtió 2 de las 8 ocasiones de "break" que tuvo durante el encuentro.

Los nervios hacían mella en un Haas que incurrió en 5 dobles faltas -Federer sólo cometió 1 en todo el duelo- que comenzaba a fallar pelotas fáciles y se lo ponía en bandeja a un Federer cada vez más sólido que selló la victoria en 3 sets tras cerrar el tercer por 6-3.

Roddick hace añicos el sueño de los británicos

El estadounidense Andy Roddick se ha impuesto ante la gran esperanza del tenis británico, Andy Murray, en cuatro sets y tras un partido muy parejo que lo clasifica para la final del domingo del torneo de Wimbledon, en la que se enfrentará al claro favorito, Roger Federer.

Murray, número tres del mundo, cayó pese al apoyo de su público por 6-4, 4-6, 7-6(9) y 7-6(5) en más de tres horas de duelo ante el cabeza número seis del torneo, quien intentará evitar que el suizo consiga su sexto triunfo en Wimbledon.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento