Roger Federer
Roger Federer celebra su victoria ante Novak Djokovic en el Masters de Londres. EFE

El suizo Roger Federer derribó de forma contundente la autoridad del número 1 del mundo, el serbio Novak Djokovic, que encajó en el Masters su primera derrota en pista cubierta desde otoño de 2012, cuando cayó en el Masters 1.000 de París.

El helvético, actual número dos del circuito, batió al balcánico por 7-5 y 6-2 en 77 minutos en el O2 de Londres, repleto, que contempló el final de una racha inalcanzable para la mayoría.

Djokovic llevaba más de tres años sin ser derrotado sobre pista cubierta

Federer mostró todo su repertorio en el segundo encuentro de la segunda jornada del grupo Stan Smith de la Copa Masters. En el duelo más esperado, el suizo se mostró como el único capaz, en la actualidad, de poner en cuestión el autoritarismo del jugador de Belgrado. Al menos sobre cemento.

El vigésimosegundo triunfo de Federer cortó una trayectoria de veintitrés triunfos seguidos acumulados por Djokovic y 38 en pista cubierta, desde que cayó en el Masters 1000 de París.

El número 1 del mundo, ganador de esta competición en las tres últimas ediciones, a las que añade la del 2008, no perdía en el O2 londinense desde hacía cuatro años. Fue su compatriota Janko Tipsarevic el que le superó entonces. En la liguilla del 2011.

Pero Federer ofreció su mejor versión. Desesperó al balcánico, que nunca supo enderezar el rumbo de un choque que se le torció desde el principio.

El partido mantuvo el equilibrio, con el saque ganado por ambos, en los diez primeros juegos del partido. La situación estalló en el undécimo, cuando Federer rompió el saque de su adversario, sirvió a continuación y cerró la primera manga.

En contra de una esperada reacción de Djokovic, el suizo mantuvo la dinámica después. Hizo 'break' de nuevo y tomó ventaja por 2-0 y el saque de su lado.

Dio la sensación entonces de que algo podía cambiar. El vigente campeón derribó el servicio del helvético por primera vez en el partido e igualó la manga. Pero no fue capaz de mantener el nivel ni de frenar la frescura de su adversario.

Federer aceleró y ganó los cuatro juegos siguientes para obtener un triunfo contundente ante un jugador intratable.

La victoria sitúa al suizo en las semifinales del Masters, que debe apuntillar en su último partido, el jueves contra el japonés Kei Nishikori, que este martes frenó la reacción del checo Tomas Berdych para imponerse en el primer partido de la tercera jornada de la Copa Masters y lograr su primera victoria en Londres.

El nipón, que aún mantiene esperanzas de clasificarse, tardó dos horas y 24 minutos en superar al tenista centroeuropeo, que está con pie y medio fuera del campeonato.