Un árbitro de cricket falleció en Swansea (Gales, Reino Unido) tras recibir durante un partido entre el equipo local y el Llangennech el impacto de una bola en la cabeza.

Fue trasladado de urgencia, pero los médicos no pudieron evitar su muerte

Alcwyn Jenkis, de 72 años, fue golpeado por una bola en la cabeza mientras arbitraba el sábado el encuentro en el campo de St. Helen y, aunque fue trasladado de urgencia en helicóptero a un centro sanitario, los servicios médicos no pudieron impedir su muerte.

La asociación de cricket del sur de Gales aseguró que estaban "conmocionados" después de recibir la noticia del trágico accidente de Jenkis durante el partido, que fue suspendido tras el suceso.

El árbitro era uno de los colegiados más veteranos de la zona y según compañeros era muy popular y muy querido por todo el mundo por lo que se considera una gran pérdida.