El expresidente de FEDDI ideó un plan para lograr ingresos con falsos paralímpicos

La selección española de baloncesto para discapacitados intelectuales, que logró la medalla de oro tras derrotar a Rusia.
La selección española de baloncesto para discapacitados intelectuales, que logró la medalla de oro tras derrotar a Rusia.
ARCHIVO

El expresidente de la Federación Española de Deportes para Discapacitados Intelectuales (FEDDI) Fernando Martín Vicente ideó en el año 2000 un plan para ganar títulos y medallas con falsos paralímpicos con el objetivo de obtener más subvenciones, ingresos publicitarios y presupuesto. Esta es una de las conclusiones a la que llega la Audiencia Provincial de Madrid en la sentencia en la que le condena al pago de 5.400 euros por un delito continuado de falsedad en documento oficial en concurso con otro de estafa, con las circunstancias atenuantes de dilaciones indebidas y reparación del daño.

Es el único de los diecinueve imputados en este caso que ha sido condenado tras el acuerdo alcanzado el pasado día 7 en el juicio en el que Fernando Martín Vicente aceptó esta condena y en el que se retiraron las acusaciones para los demás, que han quedado absueltos. La Audiencia declara probado que durante el mes de octubre del año 2000 se celebró en la ciudad australiana de Síddney la XI edición de los Juegos Paralímpicos en los que España obtuvo 107 medallas. Añade que entre los doscientos deportistas que componían la delegación española se encontraba el equipo de baloncesto de discapacitados intelectuales, formado por doce jugadores de la FEDDI, que obtuvo la medalla de oro.

La sentencia agrega que de los doce deportistas españoles que componían el equipo de baloncesto solo dos de ellos eran verdaderos discapacitados intelectuales. Fernando Martín ejecutó un plan para reclutar a jóvenes que dominaran el baloncesto y no fueran discapacitados para integrarlos en el equipo de baloncesto de la FEDDI, indicándoles que formarían parte de equipos mixtos de discapacitados y no discapacitados para elevar el nivel de juego.

Los magistrados relatan que fueron remitidos a la Federación Internacional de Deportes para Personas con Discapacidad Intelectual (Inas-Fid) formularios de clasificación que aseguraban de forma mendaz que esos diez deportistas habían sido correctamente evaluados y que presentaban discapacidad intelectual, rellenados siguiendo las indicaciones de Fernando Martín. La Sala indica que en esos diez formularios fue imitada sin su conocimiento ni consentimiento la firma del secretario general de la FEDDI por orden de Fernando Martín.

El equipo de baloncesto de la FEDDI obtuvo las máximas victorias en las competiciones internacionales de los años 1999 y 2000 en las que participó y por ello obtuvo indebidamente ayudas económicas del plan de preparación Sídney 2000 del Comité Paralímpico Español, que también sufragó los gastos de participación del equipo en los juegos. La forma de pago de las ayudas económicas del plan se realizó entre 1999 y 2000 y la FEDDI justificó los pagos de las becas a deportistas y entrenadores mediante recibís falsamente firmados por los interesados.

Antes de los Juegos Fernando Martín había dispuesto en su propio beneficio del dinero destinado a becas de los jugadores del equipo de baloncesto cobrando el importe de una serie de cheques al portador emitidos contra la cuenta de la Feddi en el que únicamente él como presidente tenía firma. Las ayudas económicas al equipo de baloncesto de la FEDDI durante los años 1999 y 2000 ascendieron a 30.292 euros. El acusado ha ingresado 142.355 euros para atender al pago de las responsabilidades civiles derivadas de estos hechos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento