El seleccionador nacional Luis Aragonés ha querido dedicar este triunfo a sus jugadores y a toda España, después de todos los años que hemos tenido que sufrir para llegar a otra final, esta vez ante Alemania.

"Primero por los jugadores, que son una piña. Segundo por toda España y tercero por mí. Llevo muchos años en esto y ya sé cómo es", dijo sobre la emoción de llegar al último partido.

No creo que Villa pueda jugar la final. Es un peaje muy caro

Aragonés indicó que la clave de esta está en su juego. "A base de tener el balón y luego llegamos. El equipo ha jugado muy bien y eso nos ha llevado a la final".

En cuanto a la lesión de Villa y la salida de Cesc, temió por la falta de gol, pero no por que entrara el del Arsenal. "Siempre temes por el gol pero sabría que Cesc podría hacerles daño ahí arriba. No creo que Villa pueda jugar la final. Es un peaje muy caro", señaló.

En cuanto al transcurso de la selección y a la labor del seleccionador, indicó que no es flor de un día. "Todo se demuestra con los años y el trabajo. Me alegro una barbaridad, pero que no me van a descubrir ahora", concluyó El Sabio ante los micrófonos de Cuatro.