Ibaka
Ibaka, en acción. EFE

Los aleros Nikola Mirotic y Serge Ibaka protagonizaron una jornada dominical triunfal con sus respectivos equipos de los Pelicans y los Raptors.

Mirotic, que volvió de titular con los Pelicans, anotó 24 puntos, su mejor marca desde que llegó al equipo de Nueva Orleans traspasado al comienzo del pasado febrero por los Bulls de Chicago, y los ayudó a ganar de visitantes 109-126 ante los desahuciados Mavericks de Dallas.

El ala-pívot montenegrino español disputó 31 minutos en los que tuvo un buen toque de muñeca, especialmente en los tiros desde fuera del perímetro, desde donde anotó 6 de 11 intentos.

Mirotic acabó el partido con 8 canastas de 15 tiros de campo, y acertó 2-2 desde la línea de personal.

Mientras que en el juego interior también tuvo presencia con cinco rebotes -cuatro fueron defensivos-, repartió dos asistencias, puso un tapón, perdió un balón y cometió tres faltas personales.

La aportación de Mirotic, que cada vez se integra más con el equipo, permitió a los Pelicans llegar a los ocho triunfos consecutivos, la mejor racha que han tenido en lo que va de temporada, y consolidarse en el cuarto puesto de la Conferencia Oeste con marca de 36-26.

Mientras que Ibaka también brilló con su juego individual y de equipo al aportar 17 puntos que ayudaron a los Raptors a vencer de locales 103-98 a los Hornets.

El ala-pívot congoleño español disputó 30 minutos que aprovechó para encestar 6 de 9 tiros de campo, incluidos 3 de 5 triples, y acertó 2 de 3 desde la línea de personal.

Ibaka hizo sentir su presencia en la zona al capturar ocho rebotes, incluidos seis defensivos. Recuperó un balón, puso tres tapones -líder del equipo en esa faceta del juego- y cometió cinco faltas personales.

El pívot Willy Hernangómez esta vez se quedó sin minutos con los Hornets y siguió todo el partido desde el banquillo.