España celebra un gol ante Chile.
España celebra un gol ante Chile. REUTERS

España se reencontró con la victoria en partido amistoso al imponerse a Chile tras una gran remontada liderada por Andrés Iniesta y Cesc Fábregas, que entraron desde el banquillo en la segunda parte para deshacer una desventaja de 0-2 a base de buen juego y goles —uno del albaceteño y dos del catalán—, y que se pudo llevar a cabo gracias a un penalti riguroso señalado sobre Arbeloa, en el tiempo de descuento, que se tradujo en el tanto del triunfo (3-2).

La exhibición en Suiza no dejaba de ser un test más, antes de afrontar un nuevo choque de clasificación a la Eurocopa el próximo martes ante Liechtenstein, y un encuentro especial para Xavi Hernández, que igualaba a Raúl González en partidos con la camiseta de la selección absoluta (102), ambos los dos jugadores de campo con más entorchados. Pero sobre todo una oportunidad para acabar con la pésima racha de amistosos perdidos y recuperar el número 1 en el ránking FIFA.

Del Bosque confeccionó para la ocasión un equipo de retales por las bajas en defensa —Javi Martínez y Albiol hicieron de Piqué y Puyol—, Arbeloa se situó en el carril izquierdo y 'la roja' trató de mantener la esencia en el centro del campo, con Xabi Alonso, Xavi y Busquets. En puntoa, Villa, Silva y el recompensado Negredo.

Del Bosque confeccionó para la ocasión un equipo de retales

Pronto volvió a demostrarse que cualquier equipo quiere morder a la campeona de Europa y del mundo. Chile, con Alexis Sánchez y Vargas como principales estiletes, se encargó de arruinar la salida de balón española a base de presión, orden táctico y capacidad física.Y quizás Del Bosque debería empezar a buscar recambios naturales a las bajas que encuentre en su zaga, porque Albiol y Javi Martínez no dieron la talla.

Diez minutos tardó Isla en sacudir a España con un misil a la red, rondando la escuadra larga de Casillas, y diez más en asistir a una gran asociación de Alexis Sánchez con Vargas, para que éste batiera de nuevo al capitán en el mano a mano y evidenciando una vez más la falta de complicidad y rapidez de la defensa al completo.

Y pudo ser absoluto el desaguisado si Casillas no hubiera despejado con una mano un disparo Beausejour en la siguiente acometida chilena, mientras Silva y Villa trataban de inquietar algo a Bravo en campo contrario. España perdía balones, entre las piernas y la intensidad chilena, y Negredo no encontraba forma de entrar en juego. Incluso pudo sentenciar Alexis Sánchez en una contra en ventaja antes del descanso, pero su disparo se marchó desviado.

Y Del Bosque volvió a acertar

Pero el seleccionador ha demostrado demasiadas veces que su arte se esconde en la gestión del banquillo, cuando el panorama pinta mal, y metió en harina a Iniesta y Pedro para adelantar líneas, abrir el campo y presionar. Ahí es donde Chile empezó a encoger, pues no volvió a llegar a la portería que ocupó desde entonces Pepe Reina.

Apareció el fútbol 'made in Spain' y los bajitos conquistaron el césped. Iniesta ajustó el marcador con un disparo seco y cruzado apenas diez minutos después del descanso y Silva avisaba con otro disparo preciso rozando el palo.

Apareció el fútbol 'made in Spain' y los bajitos conquistaron el césped

El ritmo no se detuvo y el salmantino puso en funcionamiento a Cesc, que no desaprovechó la primera ocasión que tuvo en un oasis de soledad en pleno corazón de la defensa. Delante de Bravo y tras un buen pase de Iniesta logró la igualada.

Ya no había fuelle y la impotencia chilena al buen trabajo desperdiciado se disparó —Carmona vio la roja por una dura entrada sobre el recién incorporado Cazorla—.

Todo apuntaba al empate, pero Arbeloa encontró una bocanada de oxígeno más para ganar la banda izquierda y forzar un penalti bastante riguroso. Lo lanzó Cesc, lo repelió Bravo y la fortuna siguió del lado del catalán (inconmensurable en su inicio de temporada), que remachó el rechace a puerta vacía.

Solucionado el partido en el descuento, el espectáculo se diluyó de un plumazo con una tangana incomprensible que poco tiene que ver con el espíritu de un amistoso ni de la campeona del mundo, más allá de la unidad mostrada. Que pegue el fútbol.

Ficha técnica:

3 - España: Casillas (Reina, m.46); Sergio Ramos, Raúl Albiol, Javi Martínez, Arbeloa; Busquets, Xabi Alonso (Iniesta, m.46), Xavi (Cesc, m.64); Silva (cazorla, m.79), Villa (Pedro, m.46) y Negredo (Fernando Torres, m.64).

2 - Chile: Claudio Bravo; Arturo Vidal, Pablo Contreras, Jara; Mauricio Isla (Meneses, m.83), Medel (Estrada, m.88), Carmona, Beausejour (Felipe Gutiérrez, m.79), Jorge Valdivia (orellana, m.86); Alexis Sánchez y Eduardo Vargas (Felipe Seymour, m.58).

Goles: 0-1, m.10: Isla. 0-2, m.20: Vargas. 1-2, m.55: Iniesta. 2-2, m.70: Cesc. 3-2, m.90: Cesc.

Árbitro: Jerome Laperriere (SUI). Amonestó a Silva (26) por España y a Alexis (70) y Vidal (73) por Chile. Expulsó por roja directa a Conteras en el minuto 82 y a Valdivia en el minuto 90 cuando ya estaba en el banquillo.

Incidencias: encuentro amistoso disputado en el AFG Arena de Sankt Gallen ante la presencia de 14.605 espectadores.