España-Francia
Los jugadores de España se lamentan mientras que los de Francia celebran su pase a la final del Eurobasket. EFE

Hasta la semifinal ante Francia, España en el Eurobasket había demostrado una cosa: si el resultado del partido era apretado al final, se perdía el encuentro. Este era el gran temor en el encuentro ante los galos y los peores augurios se cumplieron. Tras una prórroga, los de Orenga cayeron 72-75 y sólo podrán optar al bronce (domingo, 17.30), ante Croacia.

El partido comenzó muy igualado y con una Francia con una receta clara: defensa dura, casi al límite. Y en ataque, Tony Parker. Los de Orenga, por su parte, llevaron siempre la iniciativa con un buen Marc Gasol y con mucha intensidad en ataque. Estos ingredientes arrojaban un resultado cómodo pero no escandaloso. El último cuarto lo cerró un alley oop entre Sergio Rodríguez y Rudy Fernández.

El segundo cuarto fue el del despegue español: tres triples casi seguidos de Pablo Aguilar (muy bien en el primer tiempo pero inédito en el segundo), Sergio Rodríguez y San Emeterio distanciaron a España, que aprovechó a la perfección los minutos de descanso de Parker. Sin el base de los Spurs, Francia no resistía las comparaciones.

Francia empezaba a desesperarse y como ejemplo, valga una antideportiva barriobajera de Diaw sobre Llull. España logró llegar al descanso con un marcador cómodo: 34-20. Francia era un desastre: 0/9 en triples.

Empieza el declive

La primera jugada del tercer cuarto fue reveladora: Marc Gasol dolorido tras caer por los suelos. El golpe, que se quedó en nada, afectó a los jugadores españoles. Francia consiguió romper la barrera de los diez de ventaja a base de defensa dura, bordeando el límite de la legalidad. Y sobre todo, pasó lo que no había ocurrido en los cuartos anteriores: los galos empezaron a anotar de tres. Diot, Gelabale, Parker... el acierto exterior fue estrechando la diferencia de ambos equipos.

España seguía sostenida por Sergio Rodríguez y Rudy Fernández, pero se preveía que el último cuarto iba a ser el decisivo.

En la última jugada del partido, Calderón falló un triple y Claver el palmeoAl principio del último periodo, dos triples seguidos de España parecían alejar los fantasmas de los finales apretados, pero otros dos triples de Batum y Parker, al que siguió otra canasta del base de los Spurs empataron el partido a 61 a poco más de dos minutos para el final.

Francia llegó a ponerse arriba pero Marc Gasol sostuvo al equipo. En la última jugada, España pudo ganar, pero Calderón falló un triple y Claver un palmeo. Habría prórroga.

En el tiempo extra, llegó el desastre: a pesar de que Francia no pudo despegarse, España se bloqueó en ataque y llegó a los instantes finales con desventaja. Negados para crear situaciones claras de canasta y con una Francia sin fallo en el tiro libre, España se quedó fuera de la final y no podrá igualar a la URSS y a Yugoslavia en la gesta de ganar tres Europeos seguidos. El bronce debe ser una consolación.

Ficha técnica:

72- ESPAÑA: Rubio (2), Calderón (4), Fernández (17), Claver (3) y Gasol (19) —cinco inicial—; Rodríguez (11), Llull (6), San Emeterio (5), Mumbrú (-), Aguilar (3) y Rey (2).

75- FRANCIA: Parker (32), Gelabale (7), Batum (3), Diaw (8) y Ajinca (3) —cinco inicial—; Diot (10), De Colo (3), Kahudi (-), Pietrus (5), Petro (2) y Lauvergne (2).

PARCIALES: 18-14, 16-6, 15-23, 16-22. Prórroga: 7-10

ÁRBITROS: Belosevic (SRB), Latisevs (LET) y Javor (ESL). Eliminaron por faltas personales a Diaw (min.42) por parte de Francia.

PABELLÓN: Stozice Arena de Ljubljana.