Primer castigo, y de los que deben hacer reflexionar. España cayó ante Eslovenia (78-69) tras una desastrosa segunda mitad en la que ni defendió bien ni atacó con fe ante un equipo anfitrión que se llevó el duelo gracias a su mayor garra. La derrota es más que asumible, queda mucho Eurobasket por disputarse, pero debe entenderse como un aviso de que sin la tensión necesaria a este equipo puede ganarle cualquiera.

Orenga buscó la innovación de inicio apostando por 'los Sergios' en el perímetro y la jugada le salió bien. Pese a que el ritmo de anotación baja convenía más a los locales, la gran defensa que ya mostró España en su debut se imponía a los eslovenos, incapaces de ver aro. Liderados por Marc Gasol, inmenso, llegaron las primeras ventajas al marcador.

Marc Gasol se encontró demasiado solo en la pintura

Pero el anfitrión tiro de todas las armas a su disposición. La dureza en su juego y el aliento del público cortocircuitaron al conjunto español, que se atascó. Las canastas de Nachbar dieron la vuelta al marcador con un parcial de 8-0.

Fue ese el momento en el que Calderón salió al rescate y, con tres triples casi seguidos, comandó un nuevo tirón de España. Marc por dentro siguió mandando y la diferencia se fue hasta los ocho puntos al descanso.

Eslovenia siguió a lo suyo en la reanudación, con dureza en el juego, especialmente sobre un Marc castigado con continuas faltas. La reacción llegó de los hermanos Dragic. Su inspiración, con penetraciones constantes y varios lanzamientos inverosímiles, dieron de nuevo la vuelta al marcador. Esperaba un último cuarto a cara de perro en territorio hostil.

España no encontró en ningún momento su ritmo, los contragolpes no llegaron jamás y Eslovenia se vio con el partido donde quería. La pájara del combinado de Orenga fue monumental y no solo en ataque, también en defensa, permitiendo canastas fáciles y contragolpes sin cesar.

Los hermanos Dragic, especialmente el NBA Goran, siguieron castigando el aro y el último minuto fue un paseo de Eslovenia ante una España ya sin opciones. Primera derrota en el torneo, pero aún queda muchísimo por delante. Hay que aprender de ella.

- Ficha técnica:

78 - Eslovenia (9+16+27+26): Slokar (2), Balazic (3), Blazic, G. Dragic (18) y Z. Dragic (12) -equipo inicial-, Lakovic (7), Joksimovic, Muric (6), Nachbar (14), Lorbek (5), Vidmar (5) y Begic (6).

69 - España (14+19+18+18): Rudy (5), Rodríguez (7), Claver (3), Llull (2) y Gasol (17) -equipo inicial-, Aguilar (5), Rey (3), Calderón (14), Ricky (6), San Emeterio (3) y Mumbrú (4).

Árbitros: Fernando Rocha (POR), Milivoje Jovcic (SRB) y Jurgis Laurinavicius (LIT). Sin eliminados.

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada del grupo C de la primera fase del Europeo 2013 disputado en el Arena Celje de esta localidad eslovena ante 4.710 espectadores.