Christian Eriksen
Christian Eriksen, durante la final de la Champions League entre Tottenham y Liverpool. EFE

Tras la incorporación de Luka Jovic, el Real Madrid sigue trabajando en fichajes para la próxima temporada. Mientras se acaba de resolver la llegada de Eden Hazard, hay dos nombres sobre la mesa para vestir la camiseta blanca la próxima temporada.

El primero es el de Ferland Mendy. El Olympique de Lyon ha negado que haya ya un acuerdo, pero las negociaciones siguen adelante entre los clubes. Mientras se acaba de resolver su destino, el Madrid ha enviado a sus médicos a Clairefontaine, donde se encuentra concentrado con la selección francesa, para hacerle una revisión médica previa a la confirmación de su fichaje, según ha avanzado el periodista Mohamed Bouhafsi de RMC Sport.

Ahora mismo, los clubes están en el habitual 'tira y afloja' por el precio, que ronda los 50 millones de euros más bonus, pero el acuerdo está muy cerca.

En una fase anterior de la operación está la situación entre Christian Eriksen y el Real Madrid. El internacional danés no oculta su interés por fichar por el club madridista, e incluso habla de manera explícita de la ilusión que le hace. "Estoy preparado para nuevos retos y el Real Madrid es un paso adelante en mi carrera", ha señalado en la concentración de su selección.

Si esta frase no es lo suficientemente elocuente, pasa la pelota a Tottenham y al propio Madrid, a quienes pide un paso adelante para que abran las negociaciones. "Creo que ha llegado el momento de probar algo nuevo en mi carrera profesional. Está claro que si al final me marcho del Tottenham es para mejorar y el Real Madrid es un peldaño superior pero para que eso pase, el Madrid deberá llamar a mi equipo y eso aún, que yo sepa, no ha sucedido", dijo.

No obstante, por si acaso no se produjera su fichaje por el Real Madrid, también deja abierta la posibilidad de quedarse en Londres: "Espero que todo se aclare a lo largo del verano. Ese es el plan aunque nunca se sabe y puede alargarse o no producirse, que tampoco sería ningún problema para mi quedarme en el Tottenham con un nuevo contrato. Veremos que pasa", zanjó al respecto.