Dos embarcaciones y un único destino

El ‘Emirates’ y el ‘Luna Rossa’ se juegan desde hoy la Louis Vuitton y desafiar al Alinghi suizo.
El Emirates Team, ayer en las aguas de Valencia. (Cardona / Reuters)
El Emirates Team, ayer en las aguas de Valencia. (Cardona / Reuters)

La final de la Copa Louis Vuitton de vela, el último peldaño hacia la gran final de la Copa del América con el Alinghi suizo, comienza hoy en Valencia sin un equipo que pueda ser considerado, a priori, como claro ganador en esta serie al mejor de nueve regatas. En los cuatro últimos enfrentamientos, ganaron dos veces cada uno.

El Emirates Team de Nueva Zelanda, un gran favorito, y el Luna Rossa de Italia, la revelación tras eliminar con cierta facilidad al BMW Oracle estadounidense, competirán por la plaza que da derecho a disputarle la Jarra de las 100 guineas al Alinghi. Ambos, lógico, llegan motivados, aunque se han preparado de formas diferentes.

El Emirates, que competirá con su barco NZL 92, se preparó el miércoles navegando contra el Alinghi en una especie de amistoso del que poco ha trascendido. Los italianos, por su parte, optaron por concentarse en sí mismos y mejorar todos los defectos apreciados en las semifinales en el ITA 94.

Una moneda de oro de 500 pesetas, cedida por una entidad bancaria, fue la encargada de decidir. Andy Horton, tripulante del Luna Rossa, eligió cara y su equipo, a partir de las  14. 50 horas, partirá en la primera regata con bandera amarilla y entrando en la zona de presalida por la zona derecha, más favorable.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento