Dos francotiradores

Barragán y Riki marcaron sendos golazos en los últimos diez minutos y sellaron una nueva victoria en casa.
El defensa blanquiazul Lopo despeja ante la presión del danés Skoubo.(Torrecilla / EFE)
El defensa blanquiazul Lopo despeja ante la presión del danés Skoubo.(Torrecilla / EFE)
Riazor:  15.000 espectadores

Deportivo Aouate, Barragán, Lopo, Arbeloa, Capdevila, Sergio (Taborda, min 63), Coloccini, Arizmendi, Juan Rodríguez, Filipe Luis (Iago, min 80) y Riki (Verdú, min 89).

R. Sociedad  Riesgo, Gerardo, Labaka, Ansotegi, Garrido (Díaz de Cerio, min 85), Rivas, Míkel Alonso, Xabi Prieto, Novo, Fabio Felicio (Juanito, min79) y Kovacevic (Skoubo, min 59).

Goles 1-0 (min 83): Barragán. 2-0 (min 88): Riki.

Árbitro Mejuto González (Colegio Asturiano). Mostró tarjeta amarilla a Coloccini y Barragán, por el Deportivo; y a Garrido y Gerardo por la Real Sociedad.

El Depor, con hechuras de equipo maduro, se redimió ayer ante una ordenada Real Sociedad de la dolorosa derrota que sufrió en la anterior jornada en su visita al campo del Levante. Esta nueva victoria en casa, que mantiene al Depor en zona UEFA, quedó sellada gracias a sendos golazos de Barragán, en el minuto 83, y de Riki, en el 88.

Los donostiarras se presentaron en Riazor como un equipo serio y voluntarioso. Durante casi todo el partido evitaron que los blanquiazules llegaran con peligro al área de Riesgo. Sólo Filipe Luis y Capdevila pusieron en aprietos al guardameta visitante. Los coruñeses tampoco dieron oportunidad alguna a su rival.

El comienzo de la segunda parte fue mucho más dinámico, pero ambos equipos perdonaron y el árbitro anuló un gol de Arizmendi.

A diez minutos para el final, Mikel Alonso mandó mansamente a las manos de Aouate la mejor oportunidad realista. Los coruñeses aceptaron el regalo y Barragán y Riki no dejaron escapar sus ocasiones.

«Estamos creciendo»

El entrenador del Depor, Joaquín Caparrós, se mostró al final del encuentro muy satisfecho con la sensación que dejó ayer su equipo. «Estamos creciendo. Ante un conjunto muy bien posicionado supimos tener tranquilidad, mantener la portería a cero y al final la recompensa justa a nuestro esfuerzo llegó», señaló el utrerano. No obstante, también quiso frenar la euforia, ya que los blanquiazules se encuentran en zona UEFA: «No tenemos que precipitarnos. Somos conscientes de que contra el Levante jugamos mal, pero no debemos venirnos abajo. Va a ser un año difícil».

Mostrar comentarios

Códigos Descuento