Acusan al Estado ruso de promover un sistema de dopaje en los Juegos Olímpicos de Sochi

  • Según esas acusaciones, decenas de atletas rusos, incluidos al menos 15 medallistas, fueron dopados por las propias autoridades del país anfitrión en 2014.
  • El informe, divulgado por el canadiense Richard McLaren está realizado por un encargo de la Agencia Mundial Antidopaje.
  • El encubrimiento se llevaría a cabo gracias al método de sustitución de pruebas.
  • Putin ha denunciado la politización del deporte y el retorno al boicot de los Juegos.
El presidente ruso Vladimir Putin estampa su firma en una pared durante su visita a un centro de entrenamiento para voluntarios de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, Rusia.
El presidente ruso Vladimir Putin estampa su firma en una pared durante su visita a un centro de entrenamiento para voluntarios de los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi, Rusia.
GTRES

El Estado ruso promovió un sistema de dopaje en los Juegos Olímpicos de Invierno de Sochi (2014) para encabezar el medallero, según el informe divulgado este lunes por el abogado canadiense Richard McLaren, por encargo de la Agencia Mundial Antidopaje (AMA).

Ese sistema "permitía transformar un resultado positivo en negativo (de una análisis antidopaje)" bajo la supervisión del Ministerio de Deportes de Rusia y el Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), dijo McLaren en una comparecencia de prensa en Montreal.

El informe explica que el Laboratorio Antidopaje de Moscú encubrió a los atletas rusos que consumían sustancias prohibidas a través de un sistema organizado por el Estado que el documento califica de "Metodología para la Desaparición de Positivos".

"En todas las disciplinas deportivas"

Según McLaren, el Ministerio de Deportes dirigía, controlaba y supervisaba o la manipulación de los resultados de los análisis o el reemplazo de las muestras que daban positivo por otras negativas con la participación directa de los servicios secretos. "El sistema fue implantado después de los Juegos Olímpicos (de Invierno) de 2010 (Vancouver) y operó hasta 2014", apuntó.

El abogado dijo que las pruebas positivas "en todas las disciplinas deportivas" eran entregadas al ministro de Deportes, Yuri Nagornij, que "decidía quién se beneficiaba del encubrimiento y quién no sería protegido". "El sistema funcionó bien para encubrir el dopaje, salvo en las grandes competiciones internacionales. Para Sochi, los rusos necesitaban una metodología nueva, diferente. Entonces, su método de sustitución de pruebas fue puesto en marcha", dijo.

McLaren, cuyas conclusiones pueden conllevar la exclusión de Rusia de los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, subrayó que la investigación ha corroborado todas estas conclusiones "más allá de toda duda". Además, dijo que el antiguo director del laboratorio antidopaje de Moscú, Grigori Ródchenkov, que denunció el sistema estatal de dopaje en mayo pasado en una entrevista con el diario 'New York Times', ha sido una fuente de información fiable.

Según las acusaciones, decenas de atletas rusos, incluidos al menos 15 medallistas, fueron dopados por las propias autoridades del país anfitrión durante los Juegos Olímpicos de Sochi para encabezar el medallero. Éstas acusaciones ya fueron rechazadas además  por el ministro de Deportes ruso, Vitali Mutkó, y por el Kremlin, que han denunciado una campaña política para dejar a Rusia sin los Juegos de Río.

Este informe es en lo que se basaron los directores de la Agencia Estadounidense Antidopaje (USADA), Travis Tygart, y de la Canadiense (CCES), Paul Melia, para pedir al presidente del COI, el alemán Thomas Bach, la exclusión de Rusia de los Juegos. Según Tygart y Melia, las investigaciones de McLaren confirman "un patrón impactante de dopaje a largo plazo, sistemático y promovido por el Estado y una interferencia por parte de Rusia a los procedimientos antidopaje".

Politización del deporte

Tras la noticia, el presidente ruso, Vladímir Putin, denunció este lunes la politización del deporte y alertó sobre el retorno a la época de los boicot de los Juegos Olímpicos. "El movimiento olímpico, que juega un gran papel unificador para la humanidad, se encuentra de nuevo al borde de la división", dijo Putin en un comunicado publicado por le Kremlin.

Putin recordó que en 1980 los países occidentales encabezados por EEUU se escudaron en la invasión soviética de Afganistán para boicotear los Juegos de Moscú, tras lo que la URSS decidió responder con la misma moneda en 1984. Entonces, "el movimiento olímpico se topó con una grave crisis y acabó dividido. Más tarde algunos políticos de ambos bandos admitieron que aquello fue un error", manifestó.

"Ahora, vivimos una revisión de esa injerencia de los políticos en el deporte. Sí, la forma de esa interferencia ha cambiado, pero la esencia es la misma: convertir el deporte en instrumento de presión geopolítica y para formar una imagen negativa de países y pueblos", denunció el presidente ruso.

Con respecto a los escándalos de dopaje en el deporte ruso, Putin criticó que se intente castigar a todos los deportistas de un país por la existencia de casos de dopaje, cuando estos están sometidos a "tremendamente estrictos controles antidopaje". "En el último medio año por recomendación AMA los deportistas rusos han sido sometidos a pruebas antidopaje bajo el control de la agencia antidopaje británica y los laboratorios extranjeros", recordó

En esta ocasión el presidente Putin, adelantó que aquellos funcionarios mencionados por el informe McLaren serán apartados provisionalmente hasta que concluya la investigación. En su declaración, promete que esas investigaciones llegarán "hasta el final", al igual que la adopción de medidas para evitar el dopaje y el cumplimiento de las obligaciones internacionales asumidas por Rusia. "Siempre hemos expresado claramente nuestra postura: en el deporte no hay lugar para el dopaje".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento