Sasha Djordjevic
El seleccionador de Serbia, Sasha Djordjevic, tras ser expulsado durante el partido de la primera fase de grupos ante España. EFE/Miguel Ángel Molina

El seleccionador de Serbia, Sasha Djordjevic, lamentó las decisiones de los árbitros tras el partido que enfrentó a su equipo contra España: "España no necesita ayuda para demostrar que es mejor", aseguró, al tiempo que pidió "respeto" para que su equipo pueda tener "las mismas oportunidades para intentar ganar los partidos" en esta Copa del Mundo.

Hemos jugado un partido honesto, un baloncesto honesto sin hablar con los árbitros"Felicidades a España. Solo quiero decir una cosa. Hemos jugado un partido honesto, un baloncesto honesto sin hablar con los árbitros. Luchamos como cada noche y España jugó mejor, pero España no necesita ayuda para demostrar que es mejor", lamentó Djordjevic en rueda de prensa.

El exjugador de Barcelona o Real Madrid pidió "respeto" para "el equipo y los jugadores" de la selección serbia. "Quiero dejar claro que vinimos aquí para competir y queremos el derecho a tener las mismas oportunidades para intentar ganar los partidos. No han respetado a mi equipo y eso no lo puedo aceptar", recriminó.

Sobre el rifirrafe con el técnico español, Juan Antonio Orenga, en el tramo final del partido y que supuso una técnica para cada entrenador —descalificante para Djordjevic, por ser la segunda que recibía— comentó el serbio que se produjo porque Orenga protestó "una falta de ataque que era muy clara" a falta de 52 segundos para el final, cuando su equipo iba ganando por 20 puntos. "Eso es una falta de respeto", afirmó.

El seleccionador español de baloncesto, Juan Antonio Orenga, ante los medios, se limitó a explicar que "el respeto se gana en la pista" y que los árbitros estuvieron "correctos". "A los árbitros hay que dirigirse con respeto, porque sino te sancionan con una técnica, como me ha ocurrido a mí, y a él con dos".