Discreta actuación de España en los Mundiales de Gay, Felix y Lagat
Ruth Beitia se lamenta ayer en Japón de sus malos saltos.(A.Estévez / EFE)

Tres medallas. La selección española ha desempeñado un papel discreto en los Mundiales de Atletismo de Osaka –diez finalistas y tres medallas (la plata de Paquillo Fernández en 20 km marcha y los bronces de María Vasco en la misma prueba y de Mayte Martínez en 800 m)– y ayer, último día de los campeonatos, no cambió la tendencia.

Ruth Beitia, que hace 15 días batió el récord nacional de altura (2,02 m), se quedó en 1,97 y «muy decepcionada» por su sexta posición. Ganó la croata Blanka Vlasic, con 2,05.

Más complicada aún era la tarea de Jesús España en 5.000 m frente a los atletas africanos. El madrileño concluyó séptimo, pero vio cómo el estadounidense –de origen keniata– Bernard Lagat ganaba esta carrera y, con su victoria en 1.500 m, completaba un doblete jamás conseguido antes en unos Mundiales.

Los otros dos grandes triunfadores en Osaka también son estadounidenses: Tyson Gay y Allyson Felix. Ambos se han colgado tres oros. Él, en 100 m, 200 m y 4 5 100 m; y ella, en 200 m, 4 5 100 m y 4 5 400 m.

Gay humilla a Powell

La decepción en Japón ha sido el jamaicano Asafa Powell, plusmarquista mundial del hectómetro (9.77). Su duelo contra Gay acabó en humillación, ya que no sólo le superó el estadounidense, sino también su sobrino, el bahamés Derrick Atkins.

En Osaka no se ha batido ningún récord mundial y España ha acabado 26.ª en el medallero, con un metal más que hace dos años.