El Sevilla se ha recuperado del duro golpe tras perder frente al Valencia, después de ganar por 2-0 al Alavés.

El equiipo de Caparrós ha sido muy superior a su rival, aunque el 1-0, un golazo de Roque Mesa, no llegó hasta el filo del descanso.

El cuadro andaluz siguió dominando hasta que logró el 2-0 a través de Pablo Sarabia, el mejor del partido.