Barcelona vs. Villarreal
Barcelona vs. Villarreal EFE

Barcelona y Villarreal han empatado (4-4) en un encuentro loco y plagado de alternativas en el marcador, en el que el líder de la competición llegó perdiendo por dos tantos cuando se llegaba al tiempo de descuento.

El partido tuvo mucho ritmo desde el primer momento. El Villarreal salió con mucha agresividad, y de hecho en los primeros compases tuvo dos muy buenas ocasiones; primero a través de Iborra y después de Chukwueze, ambas opciones frenadas por Ter Stegen, que jugó un gran primer tiempo.

Asumía muchos riesgos en la presión el submarino amarillo, y el Barcelona, comandado por un buen Luis Suárez, conseguía salir bien al contragolpe y hacer mucho daño a la meta de Asenjo.

En el minuto 12, el Barcelona consiguió hacer el 0-1 después de que Malcom recibiera al espacio y le regalase la pelota a Coutinho, mientras que en el minuto 16 y con el Villarreal aún pensando en cómo pudo llegar el primero, Vidal le puso una pelota de oro a Malcom, que cabeceó a la red.

El Barça, a pesar del 0-2, no consiguió controlar el choque, y siguió tirando transiciones muy rápidas, de modo que cuando no finalizaba jugada, la pelota regresaba muy rápido a la meta de Ter Stegen, escenario en el que Samu Chukwueze y Toko Ekambi hicieron mucho daño al contragolpe.

La remontada comenzó a fraguarse en el minuto 23, cuando Samu Chukwueze hizo una gran jugada y recogió un balón que él mismo estrelló en el palo para batir a Ter Stegen.

Al regreso del descanso, el escenario del encuentro fue similar, y en el minuto 50, el sumbarino amarillo consiguió poner la igualada, después de que Toko Ekambi progresase por la banda derecha y mandase un centrochut que pilló a Ter Stegen a media salida, colándose el balón en la portería.

El Barcelona intentó contrarrestar con la entrada de Messi, que jugó la última media hora de partido, pero rápidamente el Villarreal logró el 3-2. Llegó en el minuto 62, después de que Iborra definiera bien, con un disparo cruzado, un gran pase de Morlanes.

Con el Barcelona volcado buscando el empate, Santi Cazorla se inventó una jugada maravillosa para acabar asistiendo a Carlos Bacca, que definió con maestría ante la salida de Ter Stegen.

El choque parecía totalmente sentenciado, pero Leo Messi, con un golazo de falta en el descuento, puso el 4-3 en el minuto 90. Con uno menos por doble amarilla de Álvaro, el Barcelona apretó tras recortar distancias, y Luis Suárez, con un golazo de volea desde la frontal del área, puso el 4-4 definitivo.