David Bustos y José Manuel Abascal
El mediofondista David Bustos (derecha) posa junto al exatleta y entrenador cántabro José Manuel Abascal. RFEA

Un revulsivo para el decaído mediofondo masculino español. El atleta mallorquín David Bustos, actual campeón de España de 1.500 metros, ha llegado a un acuerdo con el entrenador José Manuel Abascal para trabajar juntos las próximas temporadas. De esta manera el actual dominador del mil quinientos nacional trabajará de la mano de una de las leyendas del atletismo español tras decidir trasladar su residencia a Cantabria definitivamente.

David tiene mucha calidad y talento

Bustos, que no cuajó una buena actuación en Londres (España se quedó fuera de una final olímpica masculina en 1.500 por primera vez en 24 años), se pone en manos de uno de los medio fondistas más importantes de la historia de España con la mirada puesta a corto plazo en los Mundiales en Pista Cubierta que se celebraran en la ciudad de Spot y los Europeos de Zúrich, pero con el objetivo de llegar a los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro "más maduro, con la experiencia y edad ideal para luchar por estar en la final".

Bustos ha reconocido que en la primera reunión Abascal ya le "habló de los Juegos Olímpicos" ya que es "el objetivo más importante que puede tener un atleta profesional". El corredor mallorquín ha asegurado el primer objetivo es "adaptarse a los nuevos entrenamientos ya que son totalmente distintos a lo que venía haciendo". Bustos es considerado por muchos especialistas como una de las más firmes promesas del atletismo español. Tiene una mejor marca personal en 1.500 metros de 3:34.77 minutos conseguido con 22 años en Huelva. "De Abascal espero aprender a competir como él hacía", valora el balear.

Por su parte José Manuel Abascal, bronce olímpico, indica:: "Es un autentico lujo entrenar al mejor atleta de 1.500 español. David tiene mucha calidad y talento y con trabajo y esfuerzo luchará por devolver al mediofondo español a los puestos de honor en las finales internacionales". Se da la casualidad que su nuevo entrenador también paró el crono por primera vez en 3:34 a la edad de 22 años.